La Gran Bretaña y la interpretación de sarmiento y su subordinado Miguel Cane

Dice la psicología que para adquirir conciencia de la personalidad se necesita de los factores hereditarios, ambientales y volitivos y que combinando todos estos factores se consigue la formación de la personalidad, en los cuales no a de faltar lo físico, la actitud para el aprendizaje, el temperamento y el carácter, todos estas cosas facilitan la memoria, forma una visión de conjunto y se va transformando en el concepto que elabora la inteligencia, en ese momento se descubre quien es en la mas alta comprensión y va a ser en el futuro la conciencia de una personalidad.

 

El problema en política es si el hombre que nace de por si, tiene aglutinado dentro de su ser la apetencia de traicionar a su patria, la gran pregunta sería si la sociología dispone de algún tipo de argumento para disciplinar esta conciencia o solamente mira expectante como va desarrollando el hombre el camino equivocado en el tiempo.

Este es el tema de Sarmiento y su sumiso vasallo Miguel Cané conocido en las aulas argentinas por su libro de lectura en las clases de literatura “Juvenilla”, un autor nacido en….Montevideo, un gran ejemplo de cómo se desconocen los escritos argentinos de Fermín Chávez o Arturo Jauretche como si estos fueran mucho menos eruditos que el nombrado Miguel.

Pero lo que diferencia a estos escritores es justamente su interpretación de la conciencia de una personalidad, porque mientras Fermín Chávez y Arturo Jauretche hacen pie sobre la tierra americana y sus habitantes los indoamericanos, Sarmiento y Miguel Cané exaltan la “extraordinaria” virtud de los ingleses para la cultura, el comercio, el deporte, el estudio y hasta sus colonias y no dejan de entusiasmarse, o no dejaban porque murieron, de exaltar las más de cuatrocientas colonias que en su tiempo tenían los ingleses diseminadas en el mundo, y la falsedad de la historia desarrollada por Sarmiento y apoyada por su seguidor Don Miguel.

La historia escrita por Mitre se encarga de darle cierto tipo de inefabilidad a todo los alegatos concernientes a Sarmiento que la oligarquía liberal a aprovechado con gran habilidad de acuerdo a su conveniencia por eso nunca se va a encontrar ningún tipo de diferencia en los libros escolares porque en ellos no esta la verdadera palabra de Sarmiento sino lo que inventó Mitre sobre él pero cuando alguien utiliza la retrospectiva e ir para atrás en la historia comprueba los errores y las improvisaciones en las que cayó Sarmiento más por propia convicción que por equivocación.

Sarmiento se pregunta “…porque peleamos contra los ingleses que nos traían el libre comercio, la libertad de imprenta, una civilización que abrazaba todos los ramos de la cultura humana” “…es la ignorancia, no saber la lengua de los invasores (una palabra que se le chispoteó al gran maestro), ser patriota y ser católico, le impidió al pueblo argentino traicionar a su patria (eso era lo que pretendía Sarmiento, ¿traicionar?) Y pasa por alto la ocupación de Australia y Canadá, con escasa población o en Nueva Zelanda poblada por Los Moaris los cuales fueron sometidos, exterminados, Tasmania también expulsados de su territorio y la espeluznante tarea de tres años hasta aniquilarlos definitivamente en el caso de Australia y Canadá ¿Podía Sarmiento desconocer lo que sucedía a cada intervención colonial de Inglaterra?”…el inglés es el pueblo que tiene desarrollado el instinto de gobierno, donde quieran que fundaran colonias, nacieron naciones….???”

El hombre más representativo   de la generación que ubicamos en el 80¨, fue Miguel Cané, que ejerciera en las letras contemporáneas una verdadera dictadura; hundía una obra con una frase, levantaba un reputación con un artículo (Aníbal Ponce) La Vejez de Sarmiento. Edit.Rosso. Pág. 21). Fue el mas adicto a Sarmiento en él se había transvasado su pensamiento, aunque diferían totalmente en el carácter, en el estilo, en la conducta. Pero seguía la línea doctrinaria del sanjuanino. Redactor del diario de Sarmiento y corrector de sus pruebas conservó siempre por aquel “soberbio viejo”, uno de los “raros cultos intelectuales de mi vida”, como diría el autor de Juvenilia.

Diplomático, obtuvo los destinos que se le antojaron. En París perdió su tiempo en el “Circulo de la Unión” donde se jugaba fuerte. Siempre fue acreditado allá, en Europa, adonde quiso ir según sus deseos, para cambiar y conocer nuevos países, de esta suerte designárosle sucesivamente para Viena, Múnich, más tarde para Madrid y finalmente París.

Este “enfant gate” de la oligarquía, tuvo la oportunidad de definir la empresa imperial británica y lo hizo en términos que habrían merecido, sin duda la aprobación de su gran maestro.

El ideal para el pueblo inglés, no es la concepción vaporosa que vive en las regiones puras del espíritu; es la marcha hacia adelante, la dominación, el triunfo y tras el fruto noble de la victoria, la organización de los pueblos vencidos, su transformación en fuerza productiva y lentamente su encaminamiento hacia la libertad. ESTAS ERAN LAS VERDADERAS INSTITUCIONES INGLESAS; LA EXPLOTACION DE LOS PUEBLOS OPRIMIDOS”.

BIBLIOGRAFÍA

Sicologia. Patricio Hopkins

La Vejez de Sarmiento, Aníbal Ponce

Sarmiento, los liberales y el imperialismo inglés, Roberto Tamagno

ImprimirCorreo electrónico

logo

No te pierdas las novedades de PVAT. Seguinos en las Redes Sociales.