Porqué no se cumple con la conformación de una nueva coparticipación federal refrendada en la constitución nacional de 1994

En la década del 80´ la Provincia de Buenos Aires resigno sus derechos a un porcentaje que recibía en concepto de coparticipación federal, así fue que desde ese tiempo del gobierno radical provincial de aquel entonces, la Provincia quedó en un estado de indefección económica sufriendo una gran depreciación; desde entonces los conceptos económicos contables sufrieron una gran deterioro.

Un gobierno peronista logró en la década del 90´ obtener del Gobierno Nacional un reintegro anual explicitado por haber cedido parte de su coparticipación federal de $ 600.000 millones anuales que en tiempo después fue suspendido, desde ese momento, ya rondando los fines del 90’ la provincia se desenvolvió contablemente al borde de la quiebra económica.

Hoy, no sin sorpresa, y hablando de la Coparticipación Federal que le corresponde a todas las Provincias la Señora Presidente ignora que las medidas tomadas desde el gobierno de Raúl Alfonsín afectaron económicamente a las mayorías de ellas, que no quiere decir que son todas, algunas regiones por su forma o posibilidad económica referida a su producción territorial puede ser que posean mas posibilidades que otras de subsistir, por lo tanto se hace necesario su nueva discusión analizando los recursos de cada una.

Suena como reproche las palabras de la Señora Presidenta cuando expresa que cada municipio o gobernación debe adecuar su economía mejorando cada una su tarea en la administración particular de ella, la pregunta sería ¿Cómo hacer si apenas se recauda para el puchero?

El gobierno nacional no puede, ni debe ocultar, que desde entonces la dirección económica de distribución co participativa a las provincias sufre un alto nivel de desigualdad, siendo el estado quien se queda con la mayor recaudación que le corresponde a las provincias.

Si tratásemos de confrontar políticamente por esta situación especificaríamos que el gobierno con el actual sistema de coparticipación puede manejar política y territorialmente la conducción de las provincias, el que no conoce los movimientos internos de este tipo de políticas puede tomar una posesión deliberada y desconocer que los Gobernadores y los Intendentes deben pasar por las oficinas del Señor De Vido para tratar de lograr un poco de oxígeno (dinero) y realizar alguna que otra obra para que vea la ciudadanía que “algo se está haciendo”, ¿pero cual es el precio de recobrar alguna parte de dinero que de por si le correspondería a las provincias? bueno, eso se debería preguntar a los Gobernadores o Intendentes cual es el factor de recompensa que exige el gobierno por recibir alguna que otra obra.

La concepción de este plan, nada tiene que ver con el Peronismo de Perón y Evita, porque una sola vista a Conducción Política el libro escrito por el General Perón especifica que el principal argumento que debe representar a los dirigentes es “...no mentir a los ciudadanos o aquellos que militan en nuestro Movimiento”, y aquí se acaban todas las excusas.

Creemos que la Constitución de 1994, de la cual participaron Néstor Kirchner y Señora, podrá tener algún signo interrogatorio en sus muchos articulados, pero otros son muy concretos y como Justicialistas debemos cumplirlos porque asi está señalado.   

 

Imprimir Correo electrónico

logo

No te pierdas las novedades de PVAT. Seguinos en las Redes Sociales.