BIOGRAFIA DE MANUEL BELGRANO (3º Parte) A TRAVÉS DE MANUEL BELGRANO

guillermo mircovich“…y aunque no siguió que otra cosa por el rumbo que me había propuesto, apareció una Junta de la que yo era vocal, sin saber como ni por donde (…) mis ideas cambiaron, y ni una sola coincidía a un objeto particular”.

Este era el pensamiento de Belgrano, nunca coincidió con la política emergida del Buenos Aires y de pronto aparece integrando una lista en un puesto secundario, lógicamente los porteños no eran tontos, hacía mas de tres años que venían leyendo los pensamientos de Belgrano redactados en forma de cuadernillos.

 

“…salí para San Nicolás de los Arroyos, en donde se había expresado cuerpo de caballería de la Patria, y solo encontré 60 hombres (…) eran verdaderos reclutas vestidos de soldados”

Así de esta forma Moreno y Saavedra que respondían a otros intereses  conservadores se sacaron  de encima a Manuel Belgrano, no eran tropas eran gauchos desahuciados prácticamente en harapos, además sin armamentos los cuales Belgrano se cansó de solicitarlos.

 

 

“…a consecuencia de la proclama que expedí para hacer saber a los naturales de los pueblos de las misiones, que venía a restituirlos a sus derechos de libertad, propiedad y seguridad”

Asegura a los indígenas los derechos naturales de cualquier constitución, en este caso 30 pueblos, pero Belgrano habla “…para la América del Sur”, no como redactó Alberdi su Constitución para Argentina solamente, se comienza a conocer el futuro tratamiento que Belgrano tendrá con los hasta el momento ignorados indígenas argentinos.

 

Los puntos eran:

Todos los naturales de Misiones son libres, gozarán de sus propiedades y podrán disponer de ellas como mejor les acomode, como no sea atentando contra sus semejantes.

Suspensión del tributo por 10 años hasta que puedan producir y vivir dignamente.

Establecimientos de escuelas gratuitas de primeras letras, artes y oficios.

Fomento del comercio de los productos de las comunidades.

Igualdad absoluta entre criollos y naturales.

Habilitación para ocupar cualquier empleo, incluso militar y eclesiástico

Expropiación de las propiedades de los enemigos de la revolución.

Reparto gratuito de estas tierras entre naturales.

Provisión de semillas y elementos de labranza hasta que puedan procurársela por su cuenta. Este gasto se cubriría con las multas por cuatrerismo.

Esta es parte de la historia de nuestro campo, los terratenientes que llegaron con el tiempo se desentendieron de este manifiesto y usaron a los indígenas como meros auspiciadores de su futura fortuna.

 

“…todos los trabajadores deberán cobrar en efectivo no aceptándose ningún tipo de vales o bonos. Los patrones que no cumplan serán multados por la primera vez en 100 pesos, por la segunda con 500 y por tercera embargados sus bienes y desterrados".

Hoy en día se usurpan estos derechos. En nuestro caso, en el 2011, parecería ser que el gobierno es demasiado bueno con aquellos que usufructúan la mano de obra en negro y en condiciones inapreciables para vivir dignamente.

 

“…El 19 de Enero de 1811, los setecientos hombres de Belgrano fueron derrotados por los siete mil avezados combatientes del general paraguayo Velazco”.

Lo enviaron a su segura destrucción haciéndole creer que llegaba para apoyar el proceso paraguayo. La destrucción política de Belgrano comenzaba a desarrollarse todavía no sabía que el gobierno de Buenos Aires le iniciaría un juicio de guerra para escarmentarlo.

 

“…he sido completamente batido en las pampas de Ayohuma, cuando mas creía conseguir la victoria y donde mucha falta me ha hecho disponer de buenos jefes, pues uno de ellos faltó a la orden mía”.

El gobierno de Buenos Aires envía a l Coronel San Martín para suplantarlo ignorando que militarmente un Coronel no puede tener de subalterno a un General. San Martín hace caso omiso a esta orden.

 

“…alzarse contra la constitución y el gobierno legítimamente constituido es ser traidor a la Patria, como lo es el recibir dinero de Bancos extranjeros o dirigir Empresas extranjeras”.

Sería necesario hacer un análisis profundo de las palabras emanadas de los escritos de Belgrano, para entender que la mayoría de los ecónomos-políticos de hoy, de ninguna forma toman los conceptos de Belgrano y algunos se manifiestan solapadamente  sobre sus propias propuestas o ideas personales.

 

 

“…no les será permitido imponer ningún castigo a los naturales, como me consta lo hayan ejecutado con la mayor iniquidad pues si tuvieren de qué quejarse concurrirán a sus jueces para que le administren justicia, so pena que si continuasen en tan abominable conducta y levantaren el palo para cualquier natural serán privados de todos sus bienes, que se han de aplicar en la forma dicha arriba, y si usaren el azote serán penados hasta con el último suplicio”

Si mal no se entiende, Belgrano ha creado una de las primeras leyes obreras de las Provincias Unidas de Sud América, que si algún ciudadano de hoy, la razona, se da cuenta que los grandes ganaderos o lobistas siguen mal interpretando.

 

“…propongo el uso de una escarapela que distinga a nuestros soldados de los españoles y determino que las nuevas baterías se denominen “Libertad” e “Independencia”

Queda alguna duda sobre el pensamiento político de Manuel Belgrano, las baterías se denominan Libertad e Independencia, ¿Hasta donde llegaba ese intelecto interno del General de la Patria Grande y Libre?

 

Creación de la Bandera

Soldados de la Patria: en este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional (…)                                                                                en aquel la batería de la Independencia (…) juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la Independencia.

Dos párrafos para estudiar de modo meticuloso ,habla claramente de la Independencia, la cual pronuncia en dos ocasiones, hecho que no había consumado la Junta de Mayo y la más importante, legitimaba conseguir la victoria sobre los enemigos de adentro y de afuera, en una palabra: hace susceptiblemente conocer que hay traidores a la patria dentro de ella misma. No olvidemos, Liniers respondía a Francia, Saavedra a España y Moreno a Inglaterra.

 

Dice en Jujuy, tres meses después de hacer jurar nuestra Bandera Patria “…desde que puse el pié en vuestro suelo para hacerme cargo de vuestra defensa, os he hablado con la verdad. Llegó pues la época en que manifestéis vuestro heroísmo y de que vengáis a reuniros al ejército de mi mando, si como aseguráis queréis ser libres”.

Es el famoso “Éxodo Jujeño”, y todo el pueblo, sin excepción va tras Manuel Belgrano dejando el terreno arrasado al enemigo. La bandera española que le había enviado Rivadavia quedó en la abandonada Jujuy como prueba de la Independencia, ya era azul y blanca.

 

En Jujuy, entra a la catedral en medio de la homilía del sacerdote y parándose delante de el le pregunta ¿Desea usted en este momento proceda a leer en voz alta y punto por punto, cada una de estas cartas por Ud. Escritas de puño y letra dirigidas al general Goyeneche?”, este general era el enemigo del pueblo de la américa del sur, por supuesto el sacerdote se alejó, pero no mucho, sabía que Belgrano no era un hombre de guerra cruel,

 

“…mi corazón toma nuevo aliento cada instante que pienso en Ud. porque estoy firmemente persuadido de que con Ud.se salvará la patria”.

La carta está dirigida a San Martín, soldado desde niño, por quien Belgrano sentía una gran estigma, en la Posta de Yatasto tuvieron la posibilidad de darse ese gran abrazo merecido por los dos mas grandes héroes que dio la patria.

 

“…yo emprendo escribir mi vida pública, puede ser que mi amor propio acaso me alucine, con el objeto que sea útil a mis paisanos, y también con el ponerme a cubierto de la maledicencia”

Manuel Belgrano ya entendía que debía defenderse de los que lo enviaron a la guerra sin ser soldado, y no hiere a nadie, solamente explica que es lo que hizo, porque y como. ¿Y a quien se los explica?, a sus paisanos. Innumerables folletines circulan tras los pasos de Belgrano y siempre defendiendo a los que menos poseen.

 

“…la opinión de los pueblos solo puede sostenerse por la justicia. Ellos son ignorantes por lo común, pero saben muy bien los que se le debe, y acaso por su mayor ignorancia se consideran acreedores a más de lo que corresponde. No habiendo quien ponga freno a la inequidad, miran con desprecio las promesas que les son favorables.”

Rescatamos una frase de Belgrano en el momento justo donde, según Don Pino Solanas expresa “…el no estar aptos para votar y Fito Páez se asquea por el voto a un candidato de Capital Federal, pero seguramente estos hombres a los que Belgrano hace referencia son muy inteligentes, y aquí cabe la frase: Ignorancia no es igual que estupidez.

 

“…sería conveniente circular oficios a los Cabildos ordenándoles que propaguen los medios de efectuar varios establecimientos muy necesarios a la educación de los jóvenes, para el aumento de la población y remedios de las necesidades generales de estos habitantes como son las escuelas públicas”.

Se hace evidente que no fue Sarmiento, como nos hacen creer, fue Belgrano, el primero  que se preocupó por la educación, por demás Belgrano incluía a todos en la educación y no establecía  matar gauchos e indios, que según el gran Sarmiento su sangre solo servían para abonar la tierra y no para concurrir a las escuelas.

 

“…siempre me toca la desgracia de que me busquen cuando el enfermo ha sido atendido por todos los médicos y lo han abandonado (…) bastante he dicho, bastante he demostrado con los estados remitidos; ¿se puede hacer la guerra sin gente, sin armas, sin municiones, ni pólvora siquiera”

Manuel Belgrano hace referencia a Bernardino Rivadavia y a los porteños, el seguía exponiendo su vida por la patria a pesar entender que desde Buenos Aires lo que verdaderamente ansiaban era su derrota, pero van a tener Belgrano por lo menos, para su mal, unos años mas, porque Belgrano no era ni timorato ni puritano, era hombre de ideas y un líder nato y esto es lo que ocultó Mitre de Belgrano.

 

“…siempre se divierten los que están lejos de las balas, y no ven la sangre de sus hermanos, ni oyen los clamores de los infelices heridos (…) no busco glorias, sino la unión de los americanos y la prosperidad de la patria”

El pensamiento de Belgrano sobre la lucha americana era otro, pero desde Buenos Aires le seguían insistiendo y hasta le criticaban sus capacidades sabiendo que el objetivo emancipador de Belgrano era otro.

 

“…mientras Belgrano seguía con su pensamiento americanista de la Patria Grande, alguien puede explicar el porque no cantamos estas estrofas del Himno Nacional….

De los nuevos campeones los rostros,

Marte mismo parece animar.

La grandeza se anida en sus pechos,

A su marcha todo hace temblar.

Se conmueven del Inca las tumbas,

Y en sus huesos revive el ardor,

 

Lo que ve renovando en sus hijos,

De la Patria el antiguo esplendor,

No lo veis sobre Méjico y Quito,

Arrojarse con saña tenaz,

Y cual lloran bañados en Sangre

Potosí, Cochabamba y la Paz .Y sigue.

Para aquellos que puedan sorprenderse por otro echo

 

En la Bandera Nacional el que flamea es el sol incásico, no el sol que representa la antigüedad.

De esta manera se oculta la Patria Grande de Bolívar, San Martín, Belgrano, Güemes y el nombramiento del monarca Juan Bautista Tupac Amarú.

Porque desde el 30 de Marzo de 1900, estas estrofas están prohibidas cantarlas en el himno por Decreto

 

 

“…¡Triste y lamentable! estado el de nuestra pasada y presente educación. Al niño se lo abate y castiga en las aulas, se le desprecia en las calles se le engaña en el seno mismo de su casa paternal”.

Nuestro Prócer advierte sobre el sistema de educación, el cual no fue edificado sobre una cultura cierta y una historia verídica.

 

 

“…tenemos muchos libros que contienen descubrimientos y experiencias que se han hecho en agricultura, pero estos libros jamás han llegado al labrador y a otras gentes del campo”.

Algo parecido a la celebre frase: Alpargatas si, libros no. Política concebida por Sarmiento y Mitre, escondidos tras la farsa de ser los grandes constructores de las escuelas, uno, y ser el artífice de nuestra historia, el otro.

 

 

“…se ha dicho muy bien que el estudio del pasado enseña como debe manejarse el hombre en lo presente y porvenir(…)nada importa saber o no la vida de cierta clase de hombres, que todos sus trabajos y afanes los han contraído a si mismo y ni un solo instante han concedido a los demás”

Belgrano está diciendo claramente que se trata por todos los medios que nadie conozca el pasado, y a 200 años de esta frase, es justamente los que nos están tratando de formar históricamente para no conocer el pasado.

 

 

“…como se quiere que los hombres tengan amor al trabajo, que las costumbres sean arregladas, que haya copia de ciudadanos honrados, que las virtudes ahuyenten los vicios, y que el gobierno reciba el fruto de sus cuidados, si no hay enseñanza, y si la ignorancia va pasando de generación en generación con mayores y mas grandes aumentos. ¡Pónganse escuelas de primeras letras costeadas de los propios y arbitrios de las ciudades y las villas de sus respectivas jurisdicciones”

Después de leer a Belgrano, nos  queda en claro quien fue el verdadero maestro inmortal y padre de las aulas y no solamente el creador de la bandera como dice Mitre en su historia.

 

 

“…no me olvido de lo útil que sería el establecimiento de escuelas de hilazas de lana, para igualmente desterrar la ociosidad, y remediar la indigencia de la juventud de ambos sexos(…)con el daría ocupación a las gentes pobres (…) me parece también indispensable que además del tanto se señalasen los alumnos y demás, por la porción de lanas que hilen, algodón que desmonten, limpieza, etc., se les señale un premio al niño o niña que mejor lo ejecutase, para de este modo obligarlos más en su aplicación”.

Nuestro creador de la bandera rompe el negocio monopólico, implanta la propia producción nacional y funda la idea del premio al que mejor trabaje, no sabemos si no es la primera ley laboral aunque no fue autenticada por ningún ministerio que por aquel entonces no existían,

 

 

“…las tierras que no se cultivasen en una mitad, si en un tiempo dado no se hacían plantaciones por los propietarios, y mucho más se les debería obligar a los que tienen sus tierras enteramente desocupadas, y estén colindantes con nuestra plantaciones de campaña”.

Después de superar el momento de lectura sobre lo escrito por Belgrano, uno se da cuenta porque lo enviaron a ponerse al mando del Ejército den Norte. En una palabra, debían sacárselo de encima porque este tipo de ideas fomentaba una verdadera revolución rural.

 

 

“…los buenos principios los adquirirá el artista en una escuela de dibujo, que sin duda, es el alma de las artes (…) lo necesita para perfeccionarse en su oficio, el carpintero, cantero, bordador, sastre, herrero y hasta los zapateros (…) los diseños de máquinas eléctricas y neumáticas (…) al teólogo a quien le es indispensable algún estudio geográfico, al ministro y al abogado, agrimensores, el médico entenderá con más facilidad las partes del cuerpo humano”

Además hace funcionar una escuela de geometría, arquitectura y toda clase de dibujo que deja en manos de Don Juan A. Hernández, Sarmiento tenía en ese entonces 12 años, y nunca había faltado a la escuela, según Bartolomé Mitre. Estos principios son parecidos a las Escuelas Fábricas formalizadas por el gobierno peronista desde 1946.

 

El Contra Almirante Laurío H. Destéfani enfatiza en una misiva:

                                                                                                         LA LABOR MAS IMPORTANTE ENTONCES, LA DEL ASPECTO MARITIMO, LA REALIZO ANTES DE MAYO DE 1810, JUNTO CON VARIAS OTRAS ECONOMICAS Y CULTURALES. DE TAL MODO, SI HUBIESE FALLECIDO EN ESE ENTONCES SIN PODER LLEVAR A CABO LO QUE REALIZO DESDE 1810 HASTA SU MUERTE, AUN ASI, HUBIERA MERECIDO UNA ESTATUA Y EL RECONOCIMIENTO DE LA POSTERIDAD. BELGRANO FUE GRANDE ANTES DE CREAR LA BANDERA Y VENCER EN TUCUMAN Y SALTA, POR LA LABOR QUE RELIZO EN LA EPOCA HISPANA EN PRO DEL DESARROLLO DEL PAIS”

 

 

“…la ciencia del comercio no se reduce a comprar por diez y vender por veinte, sus principios son mas dignos y la extensión que comprenden es mucho más de lo que puede suceder a aquellos que sin conocimientos han emprendido sus negociaciones cuyos productos, habiéndolos deslumbrados, los han persuadido de que actúen inteligenciados en ellos”

Seguramente que la “Mesa de Enlace” del año 1795, leyó despavorida el informe Belgrano y “galopo” rápidamente a contarle a los reyes de España que semejante intolerancia solo se cubriría con hacer rodar la cabeza del autor de tal tropelía.

 

 

“¿…no nos seria posible una nueva forma de establecimientos que tenemos de educación, para hacerlos más útiles y provechoso al Estado?, porque, hasta cuando se han de estar vendiendo doctrinas falsas por verdaderas, y palabras por conocimientos”.

Por estos escritos nos enteramos que 200 años atrás, sin Clarín ni tampoco la Nación, mismos  bisnietos y tataranietos de los clarines y las naciones que nos  hacían creer que ellos representaban la democracia y lo que expresaban era la única y autentica verdad.

 

 

“…por fortuna los tenemos a mano; en lo general hay dos maestros de Gramática en nuestros estudios públicos; uno que se dice de menores, y otro de mayores (…) como en los conventos de religiosos también , del mismo modo se enseña el latín, del mismo modo podría establecerse una cátedra de castellano (…) que la filosofía que se enseña en nuestros estudios, es donde se dirigen nuestras miras, y pasaremos a discurrir primeramente por la lógica (…) que es el que debe conducir al arte de pensar con exactitud”.

Toda esta instrucción realizada por el General Belgrano abreviada, de un extenso escrito nos hace ver la otra cara del Belgrano abogado y económico conocido por unos pocos,porque Mitre se encargó de robarle el puesto y entregárselo a Domingo Faustino Sarmiento, quien de forma alguna tenía los pensamientos del General, por eso en el mismo escrito expresa “…busquemos la verdad en el encadenamiento de las experiencias, y de las observaciones, siguiendo el orden en que se han presentado”

 

 

“…como se puede ver con indiferencia que venga un extranjero, establezca su taller, permanezca entre nosotros gozando de todas nuestras ventajas y adquiriendo riquezas por el espacio. Acaso de muchos años, y luego se regrese a su país, sin habernos dejado un solo individuo de los nuestros a quien haya enseñado su arte u oficio con perfección (…) a lo más que se ha extendido inmediatamente que han tenido algunos principios, es hacerse de esclavos a quienes enseñan groserísimamente, cuando baste a evadirse de tener pagar salarios (…) la verdad que a este poco espíritu de gratitud en muchos extranjeros y a la falta de patriotismo en muchos nacionales”

Este artículo que acabamos de transcribir fue escrito por Belgrano un mes antes de la Revolución de Mayo y finaliza diciendo “…la riqueza y el bienestar de las naciones se logra con la instrucción pública y el fomento agrícola-industrial”, estos conceptos vertidos por Belgrano no son otra cosa que establecer el Derecho al Trabajo, conceptos que 150 años después puso en ejecución el General Perón.

 

 

“…el derecho a trabajar es una obligación impuesta al hombre por el autor de la naturaleza (…) se halla íntimamente unido a su propia conservación y subsistencia (…) y querer poner trabas y estorbos a su inclinación y genio, es seguramente decidirlo a la ociosidad y al abandono (…) tal seria sin duda alguna el preciso resultado si se llegase a adoptar entre nosotros el sistema de corporación en los oficios y las artes; por que semejante establecimiento cerrando la puerta a la ilimitada introducción de jóvenes a cualquiera ocupación que estuviese sujeta a reglamentos (…) no podría dudarse que semejante disposiciones serían contrarias a la natural libertad del hombre de dedicarse a aquel género de trabajo que más acomodase a sus designios”.

Es extraordinaria la visión de Belgrano observando la natural libertad del hombre para dedicar sus facultades a lo que más le gusta destacarse laboralmente con la amplia libertad que le otorga el mismo gobierno.

Lógico en la medida que lo hubiese conceptuado en el ideal de Belgrano.

 

 

 

A una semana de los sucesos de Mayo, escribe:

¿No es el colmo de la preocupación, y de la costumbre envejecida el prescribir reglas, dictar fórmulas, y establecer preceptos (…) sobre el interés activo y siempre vivo del hombre en trabajar para su propio sustento y conservación¿ Se me dirá, porque se ha hechos de moda es te modo de discurrir que en las provincias mas ilustradas de Europa se usa de este modo como el único (…) ¿Se oponen semejantes reglamentos a la libertad del hombre en elegir el género de ocupación que sea más conforme a sus designios?¿Se contarían sus benéficas miras de cohibir y estrechar la industria y el talento de los hombres por medio de unas trabas que lo sofocan y adormecen?. Estoy firmemente persuadido y lo estarán ustedes, que es el interés individual, el interés propio, es el más activo agente que se mueve, despierta y pone en acción aún los mas inertes brazos (…) así yo no veo que los más bien combinados reglamentos puedan imponer al hombre mas obligación, ni otros deseos, que los que su interés propio le imponen imperiosamente,

Si muchas veces trabajan los artesanos groseramente y aún engañan a los concurrentes con sus obras; este es un mal que debe conceptuarse como un engaño de particular a particular, pero al fin nunca se engaña por mucho tiempo impunemente (…)solo puede adquirirse mediante la equidad en los  precios y la perfección en los trabajos”.

Belgrano ataca con su pluma la educación que viene del tiempo virreinal, además acentúa la posibilidad de elegir su trabajo al obrero, y finaliza este alegato, despreciando aquel que se aprovecha de su negocio mintiendo y engañando al consumidor, hasta parece tragicómico que a 200 años de esta escritura haya hoy empresarios que solo piensen en la mejor forma de hacer dinero trabajando lo menos posible monopolizando sus trabajos, y vendiendo su engaño a la ciudadanía aprovechándose de aquellos trabajadores denominados “golondrinas”, como si no fueran parte de una Nación,

 

 Asco:. M. Repugnancia que causa el vómito//Fig. Cosa muy sucia. Del verbo asquear.

 

Verbo usado por un artista argentino para definir a una parte de los ciudadanos de la Ciudad de Buenos Aires.

En estas páginas hemos leído la historia del General San Martín, podemos descifrar después de tantos años que el accionar del porteño Bernardino Rivadavia, su actuación política contra el General San Martín, dió asco.

En el mismo orden, y en esta tercera parte de la historia del General Belgrano, al leer sus pensamientos que nunca se pusieron en acción, se puede pensar libremente que las autoridades porteñas dieron “asco” con su actuación sobre la figura de Belgrano.

Si buscamos una tercera persona en este infinito advenir de la política, también podemos disponer del asco, porque gracias a don Sarmiento el gran patriota argentino defensor de la Soberanía Argentina Don Juan Manuel de Rosas terminó su vida exilado en Inglaterra, esto hoy, cuando se conoce profundamente, también da asco.

Perón tuvo que soportar en 1955 un bombardeo a Plaza de Mayo y diferentes ciudades, por dos veces con diferencia de tres meses, gracias a la oposición y a la iglesia que tomó parte en la disputa, mataron hasta niños en un colectivo, esto es asco.

En 1976 un golpe de estado sucumbió con 30.000 almas por el solo hecho de pensar diferente, todavía sigue dando asco.

El asco, expresado por este artista no es solamente por pensar lo que hace un ciudadano solamente votando, esa es la diferencia, sino,el apoyo a un modelo que representa al  capitalismo que hace agua en toda medida económica o política que se toma y haga todo mas difícil cuando gobierna un sistema popular, y todo ese pensamiento libre-comercialista que terceriza tareas a favor de sus propias empresa comienza a manipularse, eso da asco.

Pero queremos hacernos una pregunta. Si en la presentación de un presupuesto a Ud .le informan que hay una determinada partida en dinero para arreglar escuelas y de esa partida disponen solamente el 18%, el otro 82% desaparece en vaya a saber que cosa, es decir, le mintieron.¿ Esto no le da asco? Averíguelo, porque esto pasó en la Ciudad de Buenos Aires.

Después de 100 años tenemos la posibilidad de rehabilitar la figura de nuestro prócer, gran patriota, despreciado en su accionar por la historia mitrista.

Solo hay una forma de reivindicarlo, para eso debemos leer su pensamiento.

ImprimirCorreo electrónico

logo

No te pierdas las novedades de PVAT. Seguinos en las Redes Sociales.