RAÚL RICARDO ROMERO*

Raúl Ricardo Romero nació el 16 de diciembre de 1962, en Alejandro Roca, departamento Juárez Celman, provincia de Córdoba. Fue huérfano de padre y madre. Creció al cuidado de su hermana Zulema Isabel, seis años mayor, quien lo guió, protegió y ejerció con idoneidad el rol de madre sustituta. Fue reconocido en su círculo íntimo bajo el apodo de “Coco”.

Finalizó sus estudios primarios en el Colegio Nacional 459: “Colonia Altos Verdes”, de Alejandro Roca. Su personalidad combinaba frescura, alegría, galantería y amor hacia las personas sin distinción. Le agradaba salir a bailar en compañía de sus amigos.

Se empleó en una bicicletería, propiedad de uno de sus hermanos. Desempeñó luego funciones en una cooperativa.

En julio de 1981 fue  llamado para acudir al servicio militar.

Recibió instrucción por 45 días en el Centro de Incorporación de Conscriptos de la Infantería de Marina de La Plata, Buenos Aires. Fue destinado a la Base Naval de Puerto Belgrano e integró la Fuerza de Apoyo Anfibio.

Desatado el conflicto bélico con Gran Bretaña, se reorganizó la Fuerza y formó parte del Batallón Antiaéreo. A las dos de la madrugada del 9 de abril inició su marcha hacia las Islas Malvinas. Al partir escribió una carta a su hermano. Consciente de la relevancia de su destino, relata que al colgarle al cuello la chapa identificatoria un escalofrío recorrió su cuerpo.

Ya en las islas, el 16 de abril, manifiesta:

“Espero que cuando recibas esta carta y la leas te sientas orgulloso de tu hermano que está peleando por algo que nos pertenece.”

A las 4:30 del 1º de mayo de 1982 falleció a causa del bombardeo británico sobre el aeropuerto de Puerto Argentino.

Raúl Ricardo yace en el cementerio argentino de Darwin, en el sector Este, tumba Nº 14 de la quinta hilera.

Su nombre fue grabado en el muro Este, placa 20, línea 27 del citado cementerio.

También en el monumento nacional a los caídos en la gesta del Atlántico Sur sito en la plaza San Martín de la ciudad autónoma de Buenos Aires en la placa 17, línea 13.

El municipio de Alejandro Roca, por ordenanza 69/82, impuso su nombre a la calle que pasa frente a su domicilio. Dicha ordenanza fue modificada por la 031/96 colocando la leyenda Cabo Segundo post mortem R.R. Romero. Al inicio de la arteria se erigió un hermoso cenotafio en su honor.

La Municipalidad de Comodoro Rivadavia por ordenanza 4148/92 también le dedicó una calle en el Barrio Maestro Isidro Quiroga.

El Municipio de Sierra Grande, Río Negro, levantó una columna conmemorativa en su honor declarándolo “Hijo adoptivo”.

(La información fue brindada por su hermana Zulema Isabel Romero, quien fue la tutora de Raúl Ricardo cuando éste quedó huérfano. Zulema viajó a las Islas Malvinas en dos oportunidades. La primera vez fue en el año 1991. Recuerda haber vivido una experiencia impactante, si bien destaca haber percibido cierta tensión por parte de los ingleses, motivo que la inquietó y le impidió disfrutar plenamente; además se le negó el contacto con la prensa. El segundo viaje lo efectuó en el año 2009 y experimentó sentimientos irreproducibles ya que la une a él un amor de madre y siente encarecidamente su ausencia. Opina que es un acto positivo el hecho de que sus restos permanezcan en las tierras por la que dio su vida junto a sus compañeros, ya que esas islas nos pertenecen y traerlos al continente sería como aseverar que son inglesas).

El informe se elaboró en base a la investigación efectuada por el Sacerdote Vicente Martínez Torrens y la entrevista a su hermana, Zulema Isabel Romero.

ImprimirCorreo electrónico

logo

No te pierdas las novedades de PVAT. Seguinos en las Redes Sociales.