La historia será con ustedes implacable

Trataré este domingo de escribir poco, lo que tengo que decir entiendo que es de fácil comprensión.

El peronismo siempre estuvo cerca de las situaciones criticas donde estaban en juego la continuidad institucional de los gobiernos desde el retorno a la Democracia, y más aún, cuando la guerra de Malvinas más allá de todas las circunstancias por todos conocidas, la CGT y el justicialismo estuvieron acompañando a los combatientes, no a la dictadura, no solo en la Plaza de Mayo sino incluso en el viaje a Malvinas. Como forma de “reivindicación de la soberanía argentina”, se envió un avión y allí estuvieron   D. Bittel (PJ), C. Contín (UCR), J. A. Ramos (izquierda). Por la CGT, Ubaldini quien hacía pocos días había sido liberado, precisamente por luchar contra la DICTADURA CIVICO MILITAR y F. Donaires, y por la Intersectorial, Triaca (plásticos), R. Baldasini (correo), R. Soberano (molineros) y L. Etchezar (La Fraternidad), malintencionados trataran de pintar esto como un acto de apoyo a la dictadura, todos sabemos que se actuó conforme nuestra escala de valores: primero la patria, y los combatientes que allí estaban.

Durante el gobierno radical de Alfonsín, más allá de las tensiones permanentes se apoyo la lucha por los DDHH y en momentos críticos el respaldo, cuando tienen ganas se acuerdan de mencionar la presencia de Cafiero y el partido justicialista en el balcón de Alfonsín, luego lo guardan en un cajón hasta que lo necesitan de nuevo.

En el 2001 el justicialismo aparece nuevamente para evitar lo peor, tomando primero Rodríguez Saá, luego de una seguidilla de presidentes interinos Duhalde, y finalmente el Compañero Néstor Kirchner, el timón del país para enderezar Argentina y el bloque suramericano.

No fue igual desde los sectores opositores, pero no es momento de hablar ni del 55 donde fueron socios beneficiarios del golpe, ni de las proscripciones, ni de los desconocimientos de triunfos electorales, fusilamientos, etc. Ni hablar del 76, o del 2008 y el eterno bloqueo de las rutas.

El justicialismo siempre llego al gobierno por elecciones. Incluso en el ultimo gobierno, el de Mauricio Macri la lucha se dio en el terreno de las instituciones , jamás se habló de la “necesidad de que corra sangre” como se escucha hoy a militantes opositores , o de independizar una provincia como el presidente de la UCR  A. Cornejo, con el acompañamiento de Patricia Bullrich por ejemplo, se respeto el voto popular hasta ultimo momento, y se aguantó las represión en distintas movilizaciones realizadas, sin jamás llamar a ningún tipo de desobediencia civil ni cosa por el estilo.

No somos Santos, pero claramente no somos golpistas.

Hoy hay un gobierno que gano con el 47 % de los votos populares, que construyo un gobierno amplio en el espacio triunfante, y que cuando exploto la pandemia, convoco a los sectores de oposición a trabajar juntos para salir de esta situación, sin especular, aun poniendo su popularidad en juego sosteniendo medidas en protección de la Comunidad.

Porque todos sabemos que Alberto Fernández está perdiendo “puntos” porque está haciendo lo que debe hacer, no lo que los coaching le dicen que haga para no perder puntos de popularidad, imagen etc.

Sin embargo, los ataques en medio de esta guerra son increíbles, violentos, arteros, traicioneros, jugar a la política en medio de una guerra puede hasta sonar lógico para quienes juegan precisamente a la política del pragmatismo del ganar-ganar, a cualquier precio, no para los que tenemos principios, y priorizamos siempre al pueblo y a la patria.

No se quienes ni cuantos leerán esta nota, pero los que lo hagan que se tomen el trabajo de, como enseño Perón, predicar afuera de la iglesia, y hablen con alguien de la oposición irresponsable, de esa oposición que se acordó que Soros existe en medio de la pandemia y que quizá durante décadas fueron sus socios o funcionales a él, que se acordaron que hay pymes y durante décadas se encargaron de destrozarlas fomentando la libre importación , que se acordaron que hay pobres, (recuerden la señora que dijo en una marcha , yo en mil novecientos no sé cuánto vi un pobre, ¿se acuerdan?) bueno, a alguno de ellos háblenle y explíquenle , porque puede ser que alguno razone su error, no creo que lo hagan los tontos porque esos no tienen remedio, pero si quizá un malo o un equivocado.

Este gobierno ha llegado por el voto popular, sepan pues que será el voto popular que decida su destino, no sus marchas, no sus acciones para impedir el funcionamiento de las legislaturas, o la justicia, no sus acciones mediáticas, y no sigan poniendo en riesgo a sus seguidores movilizándolos, ni al resto del pueblo haciendo crecer la curva de contagios por sus marchas inconducentes. No existe un héroe en el exilio, hay un político que huyo en medio de una pandemia.

Siempre fueron minoría, hoy son minoría de la minoría.

Porque hasta las minorías gobernantes de distritos y provincias tratan de encontrar caminos comunes con las políticas sanitarias, y acuerdos básicos para mantener lo menos desactivado posible la actividad económica, si son la minoría dentro de la minoría, terminen de jugar este juego peligroso, porque los medios son con ustedes benevolentes, pero la historia será con ustedes implacable.

Fuente: https://identidadcolectiva.com.ar/la-historia-sera-con-ustedes-implacable/


  • Visto: 43