EVITA RENUNCIA A LOS HONORES NO A LA LUCHA; COBOS RENUNCIA AL PUEBLO PERO NO A SUS LACAYOS

guillermo_mircovichQue te sucede hermanita querida, que te sucede Malvinas, Patagonia, la Pampa, Mesopotamia, Cordillera que viste pisar con estupor al famoso ejército De Los Andes creado por el General San Martín buscando liberar a los pueblos y hoy un hijo tuyo te traiciona con los más elevados epitafios que pueda recibir un renegado que vende a su pueblo a los tránsfugas que trafican con la Patria.

 

EVITA RENUNCIA A SER CANDIDATA VICE  PRESIDENTE DE PERON

Hace tiempo, un 22 de Agosto los argentinos escuchamos frases que ahondaban en el alma de la lealtad, sin prejuicios, sin vanidad, ni devolución de favores: “…Compañeros, quiero comunicar al pueblo argentino mi decisión definitiva de renunciar al honor con que los trabajadores y el Pueblo de mi Patria quisieron honrarme en el histórico Cabildo Abierto del 22 de Agosto (…) quiero que estén tranquilos mis descamisados; no renuncio a la lucha, ni al trabajo; renuncio a los honores”.31-08.1951.

(…que de mi se diga cuando se escriba el capítulo maravilloso que la historia seguramente dedicara a Perón, que hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó a llevarle al Presidente las esperanzas del Pueblo, que luego Perón convertiría en hermosas realidades. Y que a esta mujer, el Pueblo la llamaba cariñosamente Evita”.

 

COBOS TRAICIONA AL GOBIERNO QUE DIJO DEFENDERIA

Como lógica pura no vamos a comparar a Cobos con la esencia antipersonal de Evita, no solamente por su envergadura de entendimiento político y su lucha por la defensa de los mas pobres, que fueron precisamente pobres por hombres de pensamiento político igualitario de Cobos.

Cobos nunca diría “…y los subestiman, porque jamás los creyeron buenos obreros ni capaces de dirigir nada; solo los consideraron burros de carga, sin darse cuenta que el Pueblo Argentino dispuesto a engrandecer la Patria tiene una estatura que es imposible medir, porque es un Pueblo que sabrá morir en las fronteras antes que vivir jamás de rodillas ante nadie”.

Por eso Cobos, vota como vota cada vez que le toca intervenir, es cobarde, traicionero, nefasto, impostor porque juró lo que nunca cumplió, a pesar que el Peronismo le tendió una mano para que comprenda lo que es ser pueblo. No lo entendió porque el poder lo encandiló y los monopolios terminaron de hacerlo fracasar, quizá como político, pero lo que Cobos no entiende, que fracasó como hombre bien nacido, tiene dedicado en la historia el lugar de los parias, como Sarmiento, Rivadavia, Videla, Aún cuando algún trasnochado siga haciendo de la historia argentina una historieta llena de patrañas mentirosas, por eso el tiempo lo recordará, como a Alvear, Justo, Ortíz, desmadrados traidores a quienes la historia los juzgó como fraudulentos.

Ese es Cobos, carita de perro bueno, pero que te muerde los “garrones” apenas te das vuelta, se perdió en las garras de la falacia, del poder sobre el poder, capaz que creerá que podrá organizar otro septiembre de 1955 con sus amigos “democráticos” y ayuda extranjera como contra la que tuvo que luchar el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas.

Se equivoca Cobos, los Peronistas también son argentinos y no se comen como las empanadas con solo abrir la boca, ya tenemos varias luchas dejadas en el camino, esa senda que volveremos a andar mientras haya traidores de su calaña, que solo sirven para abonar la tierra, tanto y cuando no la pisemos para embarrar la historia que todavía debemos completar.

Cobos, a Evita no le llegás ni a la suela de los zapatos, y si te parás delante de un monumento suyo, la estatua serás vos, adornado con la mierda de las palomas que seguramente te elegirán para brindarte ese excremento que podrás repartir en preciosas bandejas con tus adorados coterráneos de la oposición, al fin de cuentas la mierda corre por las mismas canaletas de la falsía y las cloacas donde la oposición argumentan sus formas de personalidad política.

Author: Guillermo Sebastián Mircovich

  • Visto: 2725