El ingrato reconocimiento al FMI, y la deshonra a la memoria de Alejandro Olmos

No es un capricho y son las circunstancias las que me provocan el encontrarme, una vez mas frente a un papel blanco para realizar hoy mas que nunca este mas que merecido homenaje. En este caso a un gran luchador y por sobre todas las cosas "un gran hombre", como lo fue Alejandro Olmos.

Es esta situación del pago de la deuda al FMI la que provoca un sentimiento de derrota, a su vez me renueva las esperanzas sobre una nueva patriada que debemos emprender.
Lamentablemente, y cada vez con mayor preocupación, vemos mas que en nuestra bendita tierra los grandes patriotas están predestinados a morir en el ostracismo, la indiferencia y/o el eterno ocultamiento, no solo físicamente sino que además, las obras, los actos y la ideología que llevaron adelante a lo largo de sus "embarulladas" vidas sea cual fuere la situación que el destino les propusiese enfrentar. Obviamente estas "situaciones" siempre fueron en pos de una Patria Justa, Libre y Soberana.



Es como si aquella famosa frase: "Ni el polvo de tus huesos la América tendrá", que profetizaban los enemigos del Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, retumba nuevamente en el sentimiento verdaderamente Nacional y Popular. Una vez más, en este caso con la cancelación de la deuda contraída - o no - con el FMI, vuelven a tratar de inyectarnos una enfermedad que a simple vista no tiene cura y que por el contrario muchos dirigentes y funcionarios alimentan constantemente, "el olvido del pueblo argentino".

Aun hoy después de tantos años de peripecias, marchas y contramarchas, no nos podemos curar este mal que nos aqueja. Pero ese sentimiento de una "Patria feliz" que traen las grandes empresas y que lleva siempre todas las de perder; es patriada la que nos pone nuevamente al pie del cañón.

Y que si no mejor forma de homenajear a este inmenso patriota de Alejandro Olmos que la de hacerlo reflexionar a usted, querido compatriota, de lo que este anuncio "de cancelación de deuda externa" implica para los que continuamos soñando con la "independencia económica", promulgando aquellos principios tan bien defendidos por este:" lealtad, honor y patriotismo".

En principio deberíamos de saber el porqué. Y esto bien lo supo responder José Maria Rosa en su libro, DEFENSA Y PÉRDIDA DE NUESTRA INDEPENDENCIA ECONÓMICA, 1941. Sí, efectivamente "Pepe" Rosa además de un gran historiador un gran estadista:

"Sin auténticas industrias de importancia, viviendo casi exclusivamente de la exportación de la carne y los cueros en un principio, de la lana más tarde, y del trigo últimamente la Argentina se ha ido convirtiendo, por la obra combinada de los intereses foráneos y el liberalismo autóctono, en una verdadera colonia económica: "Un mercado para la venta de mercaderías industriales, que provee a su vez materias primas y víveres".

Nuestro país depende para vivir de la colocación del saldo de su producción agropecuaria. Y por lo tanto del precio que quieran imponerle los compradores de nuestros productos, los fabricantes de los productos que consumimos y los transportadores (ferroviarios o marítimos) o de ambos. ¿Cómo podría resistir la Argentina de hoy pendiente toda su economía del comercio exterior, cualquier ingerencia de las grandes potencias extranjeras? En 1838 y 1845, Rosas pudo imponerse a Francia e Inglaterra por cuanto el estado de la Confederación le permitió prescindir - sobre todo durante el segundo bloqueo, por haberse consolidado la industrialización del país - del comercio internacional. Es curioso: la Argentina de Rosas con 900.000 habitantes, armada con cuatro cañoncitos herrumbrados y otros tantos barquichuelos que se acordaban de la Independencia; era considerablemente más fuerte que la de hoy, con su población enunciada en millones, su material de guerra y sus poderosos acorazados.

Era más fuerte, porque económicamente era menos vulnerable: hoy se vería obligada a eludir la misma situación que hace cien años pudo afrontar con éxito: Antes era una nación pequeña; hoy es una colonia grande.

Una de las curiosas paradojas del liberalismo, es que sirvió para enajenar nuestra libertad. Ni la Argentina puede usar hoy, en pleno goce, de su soberanía ni los argentinos somos dueños de una parte suficiente siquiera, de la riqueza de nuestra tierra. Dejando aparte las frases hechas, ¿qué papel real desempeñamos nosotros en nuestra patria? ¿Tenemos en realidad patria?"

¿Cuál es la función del FMI? Para ello, nada mejor que el análisis del mejor estadista que tuvo nuestro país para que nos aclare el panorama:

"La política de las "áreas monetarias", después del abandono del patrón oro, ha sido fructífera en acontecimientos donde siempre el negocio ha estado de por medio. Mediante diversas maneras de deformar la realidad, se ha conformado ya una larga historia a través del "área esterlina" como el "área dólar" y, aunque el pretexto fuera dar respaldo indirecto a las monedas de los países pobres de reservas de oro, en realidad de verdad, todo ha sido una nueva forma de especular con la buena fe de los demás

...Poco después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, la pérdida de gran parte de la reserva oro de los Estados Unidos amenazaban gravemente la existencia del "área dólar", gravedad que sigue aumentando con los gastos de posguerra, con lo que USA se colocaba en situación parecida a la de Inglaterra después de la guerra anterior si alguna Nación conseguía la formación de esa reserva. En consecuencia era preciso crear el instrumento necesario para consolidar el" área dólar". El Fondo Monetario internacional fue la solución. En él participarían la mayoría de los países occidentales, comprometidos mediante una larga contribución al fondo, desde donde se manejarían todas sus monedas, se fijaría no solo la política monetaria, sino también los factores que directa o indirectamente estuvieran ligados a la economía de los asociados. La realidad después se encargó de ir mucho más allá, como podemos ver ahora, cuando llega la hora de los lamentos..." Juan Domingo Perón.

En segundo lugar es necesario recordar desde cuando esta dependencia económica comienza a marcar un antes y un después en nuestra Patria:

"Desde hace cinco años, el FMI impone la política que acrecienta la prosperidad de los consorcios extranjeros y de los sectores locales del privilegio, mientras el Departamento de Estado y el Pentágono trazan las orientaciones que guían nuestra subordinación a sus planes estratégicos...

Bajo el gobierno de Perón fuimos el único país que se negó a firmar el pacto militar con los Estados Unidos, que no suscribió los acuerdos de Bretton Woods y no ingresó por tanto al FMI (...).

Pero a partir de 1955, esa política fue sustituida por los dictados del imperialismo: adherimos a los pactos de Breton Woods y desde entonces integramos el rebaño de países dóciles a la voz de mando, un exponente más de la soberanía retórica encubriendo la deformación económica, el infraconsumo y la condición colonial." John William Cooke, Carta a Arturo Frondizi, 19 de julio de 1960.

¿Pero cómo logro el fondo Monetario Internacional realizar esto "como si los argentinos fuésemos una empanada que se come sin mas trabajo que el de abrir la boca" (San Martín, Carta a Rosas) ?

"La determinación y la astucia de la voluntad extranjera parcelaron la América de origen indo latino en fracciones políticamente orgullosas de ser teóricamente autonómicas... y en ese mosaico de pequeñas comunidades inermes, el imperialismo financiero campeó inconvenientes sobre los pueblos..." Raúl Scalabrini Ortiz.

La deuda liquidada con el FMI es justamente es la causante, directa o indirectamente, de la otra deuda publica y privada aun mas abultada de 120.000 a 148.000 millones de dólares (según la fuente) repartida entre: BONOS, Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, etc., etc., deuda misma utilizada para liquidar pagos de intereses de la primera o para paliar la deuda social interna, justamente secuela de los consejos que estos estatutos obligan a cumplimentar para prestar el "presunto dinero".

Todos los regimenes presidenciales de nuestro país siempre tuvieron la "amabilidad" de comportarse como el alumno mimado de esta banca internacional, aunque los concejos de este estamento sean en detrimento de la evolución Nacional y mas aun contra su pueblo. Argentina siempre se caracterizo por tener estos "alumnos aplicados del FMI", hasta que llegó uno que dijo e hizo: "Antes de pedir un préstamo a un ente de financiación internacional me corto las manos", Juan Domingo Perón, y así termino, se las cortaron, pero tuvieron que esperar que fallezca, y aun así, hay quienes tratamos de hacer sentir la voz de desacuerdo.

Dentro del estruendoso y solapado anuncio propagandístico del gobierno nacional al mando del presidente Néstor Kirchner de cancelar la deuda de 9.800 millones de dólares con el FMI, se esconden infinidades de viscicitudes pasadas, presentes y futuras del pueblo argentino en su conjunto. Pasadas porque la dependencia económica de nuestro país frente a estos acreedores internacionales no es un recurso exclusivo de dirigentes de la actualidad. Comienza con Bernardino Rivadavia y la famosa primer deuda externa contraída con la Baring Brothers, es la misma "gimnasia" que estos vendepatrias aun hoy en día nos tienen acostumbrados. Y a su vez pasada, porque con esta cancelación desaparecerán definitivamente la deuda privada de empresarios venidos hoy a políticos "nuevos y transparentes" que esta deuda externa cancelada llevaba implícita.

Presente, porque haciendo una pasada si se quiere "fotográfica" de cómo se encontraba nuestro bendito país cuando no dependía de estos acreedores, como lo fue en las presidencias del General Juan Domingo Perón, comparándola con la postal que nos ofrece la actual, hoy año 2006, record de record en recaudación fiscal, con niveles altísimos de desocupación y trabajo en negro. Un puerto de Buenos Aires exportando toneladas y toneladas de alimentos y tenemos el índice de mortalidad por desnutrición que tenemos, es inconcebible. PERO TRNAQUILOS, CUMPLIMOS. PAGAMOS LA DEUDA LEGÍTIMA Y LA OTRA TAMBIEN, como lo definió tan "abiertamente" un alto funcionario del gobierno.

Y futuras, porque lo que se salda este pago, es la deuda que aproximadamente es el 6 % del total de la deuda externa Argentina, y deberíamos tener que comenzar a rogar que apareciese otro Alejandro Olmos para que certifique si esta deuda externa restante, por cierto mucho mas abultada, es legítima o no...

Que injustos que son los dirigentes Argentinos, ni siquiera reconocen la lucha tan justa de este gran patriota Alejandro Olmos ... ¿Será porque al nombrarlo y reconocerlo, desacreditarían todos estos actos anteriormente mencionados, y su bandera de lucha para llegar al poder: "NO PAGAREMOS AL FMI CON EL HAMBRE DE LOS ARGENTINOS" flamearía sobre sus ruinas?

POR SUPUESTO, NO PODEMOS DEJAR PASAR QUE LA ARGENTINA, SOLAMENTE DE INTERESES DE LA DEUDA, LLEVA ABONADOS AL DÍA MAS DE u$s 270.000.000.000. MAS DEL DOBLE DE LO QUE DEBE, SI ESTO NOES USURA QUE ES?

"Ante este pueblo presento hoy esta apelación desoída por quienes, teniendo la obligación de escucharme y de obrar en consecuencia, prefirieron la quietud de la indiferencia. Asegurando, así, la impunidad de la delincuencia publica y, tal vez, ¿Por qué no decirlo?, la ventaja personal de las prebendas" Alejandro Olmos, Prologo 1º Edición "Todo lo que Usted quiso saber sobre la Duda Externa y siempre se lo ocultaron, 1991

Alejandro Olmos 2

ALEJANDRO OLMOS
TU GRATO NOMBRE
POR SIEMPRE EN EL CORAZÓN
DE TODOS LOS VERDADEROS
ARGENTINOS

Patricio Mircovich, mis respetos y mi humilde recuerdo...
Gracias Don Alejandro Olmos


  • Visto: 3838