“La Revolución de los Orilleros” del 5 y 6 de abril de 1811

En la Junta de Mayo de 1810 se registraron graves y riesgosas desinteligencias para la revolución. Y una revolución con un pueblo se asegura con la determinación de un Caudillo. Saavedra, dada su popularidad, pudo serlo, pero moderado al extremo, no lo fue. El otro protagonista, Moreno, que se hizo de la revolución por su carácter y energía, no era hombre de multitudes.

En otro desencuentro por la incorporación de los diputados del interior que formaron la Junta Grande, Moreno renuncia y solicita se le nombrase agente en Londres para solicitar de la gran potencia la adhesión a la revolución y de paso adquirir armas. Se embarcó en el buque de guerra inglés Misletoe y se fue hacia un trágico destino. En Buenos Aires los grupos morenistas reclutados en el regimiento de La Estrella y los jóvenes intelectualizados que formaron El Club (apócope del club de los jacobinos franceses) y que se llamó Sociedad Patriótica y Literaria iniciaron una conspiración que tenía como objetivo la disolución de la Junta Grande y la destitución de Saavedra.

Conocida la intención por los alcaldes de los barrios incondicionales resueltos de Saavedra, conducidos por Joaquín Campana y Tomás Grigera,  pergeñaron un movimiento para neutralizar los propósitos destituyentes de los morenistas.

 

LA NOCHE DEL 5 DE ABRIL

Sorpresivamente a las 11 de la noche del sábado 5 de abril grupos de quinteros, matanceros, arrabaleros, orilleros todos, con sus caballos convergieron desde los corrales de Miserere, de los pagos de Palermo, de los mataderos de San Telmo hacia la Plaza de la Victoria. Cuatro mil jinetes que no se habían visto en las jornadas del 25 de mayo de 1810, ocuparon en silencio la plaza ante el desconcierto de los jóvenes intelectuales y ante el estupor de los vecinos del centro que se atemorizaron ante la presencia de la chusma de las orillas. Aquello fue una reacción del pueblo bajo y medio donde se mantenía el verdadero patriotismo sin limitaciones de la Convención francesa y en contra de la gente “de posibles” y la juventud dorada de la “Sociedad Patriótica”. El historiador López, nada simpatizante de este movimiento recuerda que “eran pequeños propietarios, poseían caballo y con tareas habituales…Dorrego fue su Graco, Rosas su César…”.

 

LOS ORILLEROS EN EL PODER

Después de reemplazar en la Junta a los vocales morenistas, exigieron que de ahí en más la designación de los miembros del gobierno se efectúe por consulta popular. Enfrentaron al Virrey Elío que desde Montevideo exigía ser reconocido como Virrey del Río de la Plata. Al Embajador inglés Lord Strangford, que pidió mediar en la controversia ante el peligro que para el comercio inglés y su disminución ocasionaban las aguas revueltas del Río de la Plata,  se le respondió “…Estas provincias exigen solamente mantenerse por sí mismas y sin los riesgos de aventurar sus caudales a la rapacidad de manos infieles…para que el gobierno inglés pudiese hacer los oficios de un mediador imparcial es preciso que reconociese la independencia recíproca de América y la Península, pues ni la Península tiene derecho al gobierno de América ni ésta de aquella…”. Fue un documento admirable por su dignidad y concepción patriótica.`

Además la Junta prohibió la remisión de géneros ingleses al interior y otras medidas que perjudicaban al comercio inglés a favor de los intereses argentinos. Si los orilleros tenían como enemigos a la gente “decente” y a los jóvenes del Café de Marcos a los que se agregaron los comerciantes ingleses y el embajador Strangford, no tenían muchas perspectivas de perdurabilidad y futuro.

 

FIN DE LA EXPERIENCIA ORILLERA.

En julio llega la noticia del desastre de Huaqui que contribuye el desprestigio de la Junta y a su oráculo Joaquín Campana. Además, Saavedra, que no aceptó el poder “único” ofrecido por los orilleros, se desentendió de ellos y se fue a reorganizar al ejército del Norte. Esta ausencia será aprovechada por la gente “principal” para “trabajar” a los cuerpos militares que han quedado en Buenos Aires acusando de ineficaz al gobierno y de prepotente a Campana que siempre se lo ve rodeado por gentes que visten chaqueta y usan trencilla. La destitución de Campana en su cargo de Secretario de la Junta es inminente. El Cabildo preparó las listas de los vecinos que debían elegir diputados. Airadamente Campana sostuvo que la convocatoria fuera general y en la plaza pública. El 16 de septiembre, con la pasividad de los regimientos y la ausencia de los habitantes de las orillas entran a la Sala Capitular un grupo de jóvenes de la Sociedad Patriótica pidiendo la destitución de Campana. El Cabildo accede y notifica a la Junta de Destitución. Campana que es llevado preso al fortín de Areco, no pudiendo regresar nunca más a Buenos Aires.

De las elecciones convocadas por el cabildo surge el 1er. Triunvirato, la agonía de la Junta orillera y de la Juta Grande y el final de la revolución orillera del 5 y 6 de abril.

Jorge Oscar Sulé


  • Visto: 8157

Actualidad desde una concepción peronista

  • Dolar ¿Cepo o protección?

    eduardo rosaEn 1914 el mundo económicamente poderoso entró en una guerra. Nuestro peso estaba anclado al oro. Desde 1903 se podía ir con un peso a la caja de conversión y cambiarlo por 0,44g de oro.

    PERO EL MUNDO SE DESQUICIÓ EN 1914 y el oro se fugaba a los países en guerra.

    El país tenía la OBLIGACIÓN de proteger su oro y se dejó de cambiarlo..

    Muchos se quejaron diciendo que el estado faltaba a su palabra (por aquello de "pagará al portador y a la vista" impreso en los billetes.) Pero no había más remedio. Había que cerrar la canilla o nos quedábamos sin oro,

    Nota Completa...

  • Elegí un final para tu cuento

    Elegí un final para tu cuento

    Como en los cuentos en los que se llega a un punto y se puede volver atrás, o al llegar al final se puede elegir entre varios desenlaces distintos según uno elija, así está hoy nuestro Pueblo.

    Nota Completa...

  • "Los custodios de La Palabra". Sobre Fundamentalismo, Integrismo e Islamismo

            "La religión auténtica es fuente de paz y no de violencia. Nadie puede usar el nombre de Dios para cometer violencia. Matar en  nombre de Dios es un gran sacrilegio. Discriminar en nombre de Dios es inhumano."

                                                                 S.S. Francisco. Tirana (Albania) 2014

     

    Nota Completa...

  • ¿Cuándo se tomará una decisión internacional en castellano?

    buelaEn estos días, con motivo de la edición de las obras de José Luís Torres (1901-1965), el fiscal de la década infame, la misma editorial me regaló los escritos políticos de Manuel Ugarte (1875-1951), que editó hace unos meses. Dos pensadores nacionales, de dos generaciones distintas, que estuvieron en los albores de la primera guerra por la independencia económica de la Argentina. Aquella que llevaron a cabo miembros de generación de 1910 y que siguieron hombres de la generación del 25.

    Nota Completa...

  • Los artistas como intelectuales

    buelaEn una sociedad como la nuestra, de consumo, opulenta para pocos, cuyo dios es el mercado, la imagen reemplazó al concepto. Es que se dejo de leer para mirar, aun cuando rara vez se ve.

    Y así los artistas, actores, cantantes, locutores y conductores televisión han reemplazado a los intelectuales.

    Nota Completa...

  • 2019, LA LINEA HISTÓRICA VUELVE

    2019, LA LINEA HISTÓRICA VUELVE

    Se avecinan momentos de efervescencia en la política argentina. Algunos creerán que tiene que ver con la ya insostenible situación de crisis a la que los Newman Boys nos han llevado. La pena, el dolor y la fuerte crisis nos amenaza, pero no nos asusta. Otros tantos porque como novela creen puede revertir el mazazo popular de las Primarias Abiertas  Simultaneas y Obligatorias en las próximas elecciones de octubre. Pero no, el pueblo hizo tronar el escarmiento.

    Nota Completa...

  • Zonceras y falacias que nublan el pensamiento

    Zonceras y falacias que nublan el pensamiento

    El debate de ideas, en estos últimos tiempos, se parece más a la repetición ciega de dogmas que a un ejercicio libre y desprejuiciado de reflexión y diálogo. El resultado no puede ser auspicioso si tomamos en cuenta que esa manera de debatir es un retroceso de varios siglos en la historia. En los inicios del pensamiento occidental, Sócrates desarrolló la mayéutica como mecanismo de interpelación recíproca y de ejercicio dialógico para correr los velos que nos impiden comprender la esencia de las cosas. La verdad no era revelada ni impuesta desde afuera por nadie. El acceso a la verdad era el resultado final de un camino previo donde había que derribar prejuicios, trascender las apariencias y atreverse a interpelar y poner en tela de juicio hasta las certezas más inconmovibles.

    Nota Completa...

  • En verano, mi visión del próximo 17 de Octubre

    Domingo 17 de enero de 2010.-

    Queridos Compañeros:

    Como ustedes saben, en esta reflexión no se encontrarán con el preciso pensamiento de un politólogo, un historiador o un comunicador social que juegue a ser independiente (desde la perspectiva más favorecedora que encuentro para un periodista, excepto honrosas excepciones); no digo nada nuevo, es simplemente la percepción de un docente que transita las Ciencias Sociales y profundiza en los sistemas educativos y su relación con las sociedades. Nada más que eso.

    Nota Completa...

  • Ante las críticas de La Nación y

    Ante las críticas de La Nación y "académicos " al Instituto Nacional Manuel Dorrego

    Leí atentamente las notas de La Nación sobre su preocupación por la existencia del Instituto Nacional Manuel Dorrego. También la (acertada) respuesta de Araceli Bellota, la reafirmación de Pacho O' Donnell de nuestro Instituto, escuché los (certeros) comentarios de Hernán Brienza por radio, y hasta tuve la ingrata tarea de leer los comentarios vomitivos de los lectores de La Nación digital, propios de épocas de capucha y aceite de ricino ... Y creo que:

    Nota Completa...

  • Los planes de una Norteamérica desesperada asustan al mundo

    Los planes de una Norteamérica desesperada asustan al mundo

    Hay que tener siempre un enemigo, no importa si es real o imaginario (Dr.James Watson, Premio Nobel en Fisiología, 1962)

    Desde tiempos históricos las elites del mundo tienen la mala costumbre de encontrarse periódicamente para determinar el futuro del mundo sin tomar en cuenta la opinión pública mundial.

    Nota Completa...

  • ¿El turno de Isabel Perón?

    ¿El turno de Isabel Perón?

    Evidentemente nadie pretende mas que los peronistas que se cumpla con la Justicia, De hecho los peronistas fuimos los mas perjudicados en cada quiebre del orden jurídico. Sin embargo este pedido de detención en el mejor de los casos, un vedetismo jurídico, de un juez que más que aclarar el caso de la desaparición de un compañero busca hacerse famoso. En primer lugar porque la señora de Perón en ningún momento planteó la voluntad de no presentarse a declarar en España, menos aun fugarse de la Justicia.

    Nota Completa...