Carta a Padre Hernan Benitez (26-10-1950)

R. P. Doctor Hernán Benítez

Mí querido amigo:

Hoy recibí su amable carta y me apresuré a contestarla con todo mi agradecimiento por su afectuosidad y atinadas reflexiones y consejos. A usted, que es un amigo leal y sincero, puedo decirle las cosas como son, sin callar –como lo hago de costumbre- para evitar decir obligadamente "la primera mentira". Todo se arregla mejor con rudas verdades que con débiles argumentos.



Me decidí a tomar estas vacaciones, quizás las primeras efectivas desde que estoy en el gobierno, por causas para mí fundamentales:

1° El estado de salud de mi señora, cuyos glóbulos rojos hace ya largo tiempo están por debajo de lo normal y sin reacción favorable.

2° Porque tampoco yo estoy muy bien aún cuando la apariencia pueda disimular. Estoy cansado, sobre todo de cansancio psíquico, y un poco asqueado.

3° Porque, además, juzgué oportuno alejarme un tiempo para que me dejen tranquilo con un sinnúmero de estupideces juegos políticos que, fuera de la política, están realizando algunos aprovechados pertenecientes a todos esos sectores que hacen política híbrida sin tener el valor de confesarlo, incluso algunos elementos católicos.

4° Porque creo que ha llegado el momento de sustraerme o, por lo menos, de no prodigarme, especialmente donde no encuentro verdades para creer.

5° Porque no soy hombre de prodigar falsas amabilidades a quienes no debo sino desatenciones y hasta groserías.

Por todo ello he dispuesto que el gobierno, presidido por el vicepresidente Doctor Hortensio Quijano, actúe de manera oficial prestando toda su cooperación para el mayor brillo del Congreso Eucarístico de Rosario. De manera que en todo ello sea sustraída mi persona. He llegado a persuadirme de que es lo único que no resulta grato a algunas personas. Con ello cumplo como cristiano y católico sin producir inconvenientes.

Yo tenía la decisión de asistir; pero los médicos me apuraron con la enfermedad de la señora y, además, aprecié que mi presencia allí no sería grata, razón por la cual traté de arreglar el asunto como lo digo antes, pues no soy persona acostumbrada a meterme donde no sea grato.

En cuanto al Cardenal Legado S.E. Monseñor Ruffini, tenía decidido recibirlo personalmente. Pero como él había prometido llegar a Buenos Aires el día 16 de octubre y, luego, postergó su arribo para el 19, todos mis planes se trastornaron, y decidí iniciar mi descanso previsto, sin esperarlo más.

Por lo demás, he observado por parte del Vaticano una conducta poco clara e indiscreta. Usted sabe que mi gobierno está allí "en cuarentena", según nuestras noticias. Pero esto no es todo: según nos informó el embajador Arpezani a su regreso de Roma, el Papa personalmente le había manifestado que nuestro gobierno era de corte totalitario. El propio ministro doctor Paz lo escuchó, asombrado como yo, no por la afirmación, sino por la indiscreción.

Yo soy hombre tranquilo y humilde, pero el presidente de la República no. Por eso hicimos llegar al Vaticano nuestro desagrado. Pero, según parece, éste no llegó sino a monseñor Montini, y sin recibir nosotros ninguna satisfacción. Yo olvido todo; pero el presidente de la Nación no puede ni debe olvidar...

Es indudable que todo ello tiene que ser labor de informaciones e intrigas planeadas y dirigidas desde acá; pero alarma la falta de seriedad, prudencia y discreción de allá.

En cuanto al asunto de los espiritista es una cuestión que yo conocí después de ocurridos los hechos. El telegrama es el usual que la Casa Militar manda en todos los casos, según me informan. Usted sabe que esto es mecánico: casi "formulario N° 3", como dicen allí. Por otra parte, no es asunto de gobierno sino policial. No creo que sea cuestión "de guerra" que cuatro locos espiritistas, que no son tomados en serio en ninguna parte del mundo, se reúnan en local cerrado para decir cuatro sandeces.

El gobierno trata a esos locos como a todos los demás "locos sueltos", que los hay a montones siempre que no representen peligro para los demás. Lo que resulta difícil de explicar es que se aproveche esto para alterar el orden, sacando a los chicos de los colegios para armar escándalo; y que el Episcopado, tan silencioso otras veces, sea para ello tan decidido y bullanguero.

En fin, querido padre Benítez, ¿qué he de decirlo yo a Usted de estas cosas? Me queda la amargura de pensar que yo, justicialista, he podido unir al Pueblo con la fe peronista sin inconvenientes; y que yo, católico, como no ha sido ningún presidente argentino, no encuentro en la Iglesia sino malos procedimientos y mala fe para unir a los argentinos en la fe de Cristo.

Muchas gracias por todo y recuerdo sus proféticas palabras de 1945, cuando me dijo: "Dios conserve su fe católica...". Hoy las siento verdaderamente proféticas. Creo que muchos de los males estriban en el hecho de haber yo pretendido hacer de buena fe más de lo que políticamente y por especulación me convenía hacer en lo referente al bien de la Iglesia. No estoy arrepentido de ello, pues yo respondo sólo de mi conciencia; los demás responderán de la suya.

Mí querido padre Benítez, muchas gracias y un gran abrazo hasta mi regreso en que lo refirmaré personalmente.

Juan Perón


  • Visto: 3095

Actualidad desde una concepción peronista

  • La historia oficial encadenada*

    eduardo_anguita4La Argentina cambió de paradigma y va consiguiendo márgenes de soberanía que son motivo de orgullo del pueblo y también de consolidación de vínculos con otras naciones.

    Nota Completa...

  • ¿Siempre nos mintieron?

    ¿Siempre nos mintieron?

    Félix Luna y Luis Alberto Romero, los argentinos y la historia best-seller

    He leído (porque alguien me lo pasó fotocopiado, ya que no soy lector de Criterio) un artículo que transcribe una conferencia de Félix Luna y Luis Alberto Romero el 16 de agosto pasado.

    Nota Completa...

  • FRANCISCO: la extraordinaria decisión de la Iglesia Católica

    FRANCISCO: la extraordinaria decisión de la Iglesia Católica

    La decisión de la Iglesia Católica de designar al Cardenal Jorge Bergoglio como Papa, es un verdadero milagro. Es una decisión extraordinaria, tanto desde el punto de vista religioso como político.

    Nota Completa...

  • Si es la hora de la unidad es a la vez la hora de la Doctrina de Perón

    Si es la hora de la unidad es a la vez la hora de la Doctrina de Perón

    El peronismo es un Movimiento basado en la unidad de sus miembros, Perón fijó como misiones fundamentales de la conducción estratégica, Mantener la Unidad del Movimiento, mantener su unidad de doctrina, ordenar las relaciones internacionales, y decidir las decisiones tácticas extraordinarias y muy importantes.

    Fíjense que la unidad del movimiento es la primera de las obligaciones.

    Nota Completa...

  • "La historia la hacen los pueblos" reportaje a Eduardo Rosa*

    eduardo rosa 2Para los seguidores y amantes de la historia argentina, suele ser común escuchar o leer artículos donde se menciona a José María Pepe Rosa como el padre del revisionismo histórico, aunque para su hijo, Eduardo Rosa, esta doctrina "comienza con Adolfo Saldías, discípulo de Mitre, que crea la historia basada en documentos".

    Hecha la aclaración, Rosa se detuvo a recordar una anécdota que, según ase-guró, muy pocos conocen y que sin duda representa uno de los orígenes del revi-sionismo: "Lo único que Juan Manuel de Rosas se lleva al barco después de la batalla de Caseros es su archivo, porque allí se encuentra todo su prestigio. Inclusive, en algún momento, contrata guardias porque sabe que si esa información desaparece pueden llegara convertirlo, como lo hicieron, en un tirano sangriento. Esa documentación llega a manos de Saldías gracias a Manuelita (hija de Rosas), quien la había conservado en buen estado durante mucho tiempo".

    Nota Completa...

  • Sarlo y la hegemonía comunicacional oficialista

    pablo_vazquez

    En estos tiempos de riqueza en debates y relecturas históricas Beatriz Sarlo realizó un interesante aporte en su último libro La audacia y el cálculo sobre los años de gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.

    Diversos periodistas y escritores han realizado aportes de dispar valía, pero este último texto contribuye a pensar (y pensarnos) en el marco de los cambio políticos culturales producidos desde el 2003 y que hoy conduce la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cimentando nuestro proyecto nacional y popular.

    Nota Completa...

  • Para Volver a Volver Partido del Movimiento Nacional o Partidito de la Partidocracia

    Los juegos de la partidocracia y la suma cero. Discurso concientizador o juegos de alta tecnología incomunicativa. En política se persuade en la milicia se ordena. Hasta la mejor idea sin consenso es la peor idea. Unidad y verticalismo para la felicidad del Pueblo y la Grandeza de la Patria. Los argentinos admiran la grandeza y denigran la mezquindad.

    Si el peronismo fuera un partidito más de la partidocracia liberal, los juegos del discurso político debería entusiasmar a sus partidarios. Pero el peronismo es la cabeza del Movimiento Nacional y Popular de la Argentina.

    Nota Completa...

  • ¿Qué te pasa, Beatriz?*

    He leído tu artículo en La Nación del lunes 24 de octubre. Y en verdad, Beatriz, estoy sorprendido, demasiado sorprendido. Casi una página de Beatriz Sarlo en el diario de los Mitre para sostener que si bien hay algunos "motivos económicos", la causa del triunfo electoral de Cristina tiene su explicación profunda en que se trató de la "autoinvención" de una viuda. La lectura de ese artículo me dejó perplejo. Sólo se me ocurre preguntarte: ¿Qué te pasa, Beatriz?

    Nota Completa...

  •  	La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    En agosto de 1968, durante su exilio en España, el tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón publicó La Hora de los Pueblos. El libro del ex mandatario –que permaneció en el destierro forzado durante 18 años– se conoció en su país recién en 1973, un año antes de su muerte. En ese texto de sorprendente vigencia, el militar y estratega puntualiza:

    Nota Completa...

  • El revisionismo hoy

    "... Que no te cuenten los libros lo que está pasando afuera..."
    Joan Manuel Serrat.

    Consideraciones preliminares

    A modo de aclaración debo manifestar que si bien desarrollo cierta actividad académica en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires en el área vinculada al Derecho a la Información, mi preocupación e interés por el acontecer histórico de nuestro país se vincula simplemente a cierta inquietud espiritual y al profundo amor que siento por mi terruño. Hago esta advertencia plenamente consciente que algunas de las observaciones que voy a verter a continuación inducirán seguramente a la polémica, más aun cuando el presente -según me han manifestado- será incluido en una publicación de la Facultad de Filosofía y Letras, en cuyo seno se alberga una parte destacada de los historiadores del país.

    Nota Completa...

  • La justicia debe ser igual para todos

    Pasaron muchos años y todavía se sigue hablando de los militares, de montoneros, del ERP y de la Triple A, es cierto, debemos tener memoria, pero también es cierto, que esa memoria, debe ser para todos igual en lo que la justicia respeta.

    Nota Completa...

  • ¿El turno de Isabel Perón?

    ¿El turno de Isabel Perón?

    Evidentemente nadie pretende mas que los peronistas que se cumpla con la Justicia, De hecho los peronistas fuimos los mas perjudicados en cada quiebre del orden jurídico. Sin embargo este pedido de detención en el mejor de los casos, un vedetismo jurídico, de un juez que más que aclarar el caso de la desaparición de un compañero busca hacerse famoso. En primer lugar porque la señora de Perón en ningún momento planteó la voluntad de no presentarse a declarar en España, menos aun fugarse de la Justicia.

    Nota Completa...