Carta al Cmdte. Solveyra Caseres (17-05-1959)

Señor Comandante Solveyra Casares

Buenos Aires

Mí querido amigo:

Contesto su carta del 8 de mayo pasado que me llega por mano del compañero Campos y le agradezco su recuerdo y su saludo que retribuyo con mi mayor afecto, rogándole lo haga extensivo a los demás amigos de esa.

Me alegro de recibir sus noticias, como asimismo que no haya dejado de trabajas en todo este tiempo, porque los días que corren necesitan de todos los peronistas de corazón, tanto para combatir a nuestros enemigos como para encarrilar a nuestros amigos y pseudoamigos, que a menudo suelen hacer macanas tan o mas perjudiciales que los ataques de nuestros adversarios. Trabajar lealmente por el peronismo no es difícil; lo complicado es trabajar para uno mismo con el rótulo del Partido, por eso, como usted me dice, "no todo lo que reluce es oro" o como diría Martín Fierro "no todos son domadores, muchos son frangoyadores que andan de bozal y riendas". Casi todos los jerarcas que han actuado y están actuando en estos últimos tiempos han carecido de grandeza y por eso han fracasado uno detrás de otro. Es el caso de Cooke, Albrieu y otros. La mayor parte de éllos han estado "vendiendo la liebre antes de cazarla" y las consecuencias no se han hecho esperar. Otro es el caso de Prieto, por ejemplo, en el que se ha tratado de una simple traición, pero la culpa ha sido de Cooke que lo metió en las funciones que un hombre inseguro jamás debió desempeñar. Yo desde 15.000 Kmts. de distancia no puedo estar en las cosas que se mueven allí y menos en los detalles de ejecución pero, si los dirigentes que tienen la responsabilidad de la conducción táctica no sirven para eso, ¿para qué sirven?

Yo como usted veo que la situación conduce al caos, que no se hará esperar mucho: el desbarajuste político, la anarquía social, el desastre económico, unidos a la insidia y la violencia en los sistemas de gobierno no puede conducir sino a una situación sin salida. La tendencia dentro de las fuerzas armadas está indicando que se va a armar porque llegará un día en que la gente se cansará y los milicos que, por cagones, son incapaces de pelear, tendrán por lo menos que decidir a la manera de las revoluciones brasileras: "preguntando cuanta fuerza tienen". Ese será el momento en que este gobierno de "chantapufis" y estafadores caerá sin pena ni gloria. Es precisamente para ese momento que debemos estar preparados y mi preocupación por la organización no tiene otra razón de ser. Todo el inconveniente ha estado en que los dirigentes políticos en vez de organizar las fuerzas políticas para enfrentar a nuestros enemigos se han dedicado a colocar a sus amigos en trenzas que les aseguren un éxito personal a éllos, sin darse cuenta de que ese es el mejor sistema para destruirse, porque "el horno no está para bollos" y no es momento de trabajar de zorro sino de león, y éllos han demostrado que son gatos.

Realmente lo único que se encuentra bien organizado es el Movimiento Sindical y sus cuadros son realmente capaces y leales. La resistencia es solo para algunos muchachos de buena voluntad que pujan por alcanzar un estado orgánico. El que más hace es el Pueblo que, en las actuales circunstancias, no necesita tanto de la organización como de una conducción adecuada para la lucha contra el Gobierno, que es lo que trato de hacer desde aquí por intermedio del Consejo Coordinador y en especial por el compañero Campos que, como buen grasa, es leal, desinteresado y capaz. Ustedes deben conectarse con él y ponerse a su servicio porque es por intermedio de él que yo conduzco allí.

A mí no me interesa tanto cómo se organiza el Partido Justicialista, porque esa es una actividad llamada a tener ocupados a los dirigentes políticos peronistas a fin de organizar esas fuerzas en todo el país, pero mis esperanzas están en el Pueblo que, en el momento necesario, se que obedecerán mis órdenes sin necesidad de intermediarios ni amanuenses inútiles.

Creo que todos ustedes tienen allí una tarea importante que cumplir y es la de tratar por todos los medios de evitar las peleas y las luchas entre peronistas, que ha sido la peor peste de nuestro Movimiento. Hay que evitar que las trenzas de los dirigentes tipo Albrieu puedan prosperar porque destruirán a muchos dirigentes inútilmente, porque tan pronto yo sepa de esas trenzas, los mato y la masa los entierra.

Las organizaciones espontáneas de que me habla en su carta son de un valor inestimable. Son las verdaderas organizaciones efectivas en lo político. Ya me han llegado cartas de algunos de ellos y les he contestado felicitándolos por la iniciativa. A mi no me interesa que se trate de Unidades Básicas o reuniones de amigos, lo interesante es que les lleguen las órdenes y las ejecuten a su hora.

Sobre lo que me dice de la Iglesia es natural. A usted más que a nadie le consta que yo, no solo no estuve contra la Iglesia ni los curas, sino que los ayudé a ambos de la manera que pude, como asimismo traté por todos los medios de hacer un gobierno cristiano. Monseñor Alumni sabe bien y sin reservas mi orientación. Yo no me interesaba de curas mundanos, así tuvieran alta jerarquía, pero jamás un sacerdote llegó a mi para pedir algo para sus pobres que no lo satisficiera en la más amplia medida. Es natural que Tato y Novoa, como Lafite, no fueran mis amigos porque sus funciones no eran para el pueblo ni para el sacerdocio, de acuerdo a lo que yo interpreto como realmente cristiano. Mi obligación terminaba donde terminaba la ayuda que la Iglesia debe prestar a los Pueblos, ya fuera en el sentido espiritual como material. Para hacer política oligárquica yo no podía ayudar a nadie desde que era un gobernante popular y no el representante de la oligarquía. Los que se pusieron en contra nuestra por esa circunstancia, sabrían por qué lo hacían, pero lo que si puedo yo asegurar es que la Iglesia no ganaba nada con eso y, en cambio perdía mucho frente al Pueblo. Ahora les asusta el Comunismo, pero deben confesar que los verdaderos culpables de lo que está pasando han sido muchos de ellos y el Vaticano que, engañado por los falsos informes de los que interesados, no quiso escuchar al Cardenal Copello y al Nuncio Zanín, que siendo dos hombres buenos y virtuosos se vieron anulados por los que se interesaban más por la política argentina que por la real conveniencia de la Iglesia. He visto esto mismo en Venezuela y en Cuba y me entristece que la Iglesia se mezcle en asuntos que, a la larga, pueden ser su propia ruina. Espero que el nuevo Papa, a quien juzgo un Santo Varón, humilde, humano y bueno, pueda poner coto a la mala política que se ha venido siguiendo en estos últimos años.

Yo no tengo conflicto alguno con la Iglesia. La que tiene un conflicto y grave con el Pueblo es la Iglesia Argentina, que ha llevado a las masas a una oposición que le costará desvanecer en muchos años. Por eso yo no quiero dar un paso en ningún sentido. Yo no quiero nada y nada tengo que pedir a nadie. Los peronistas estamos exentos de culpa pero, ni aún así queremos arrojar la primera piedra.

Le ruego que salude en mi nombre a los amigos.

Un gran abrazo.

Juan Perón


  • Visto: 2582

Actualidad desde una concepción peronista

  • LO INÉDITO. (Para pensar en los bordes de lo sabido)

    Umberto Eco plantea que tenemos los nombres, pero perdimos la cosa que nombran; sobre esta concepción tan amplia y profunda, permito hacerme partícipe siguiendo a los que saben, y afirmando que no transitamos una época de cambios, sino un cambio de época.

    Son momentos de ruptura, de alteración. El mundo no es lo que era, ni volverá atrás.

    Nota Completa...

  • Rosas Hoy

    Rosas Hoy

    “El Sable que me a acompañado en toda la Guerra de la Independencia de la América del Sud, le será entregado al General de la República Argentina don Juan Manuel de Rosas, como una prueba de satisfacción, que como Argentino he tenido al ver la firmeza con que a sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los Extranjeros que tratan de humillarla”. José de San Martín (3era cláusula de su testamento)

    Algunas definiciones nos refieren a la historia como narración y exposición de los acontecimientos del pasado. Esta acepción se centra fundamentalmente en la actividad de un individuo o conjunto de  individuos que - método mediante - abordan el universo de lo pretérito. La ciencia histórica tiene por principal objeto acometer desde el presente al pasado.

    Nota Completa...

  • Inglaterra: colonialismo e imperialismo

    Inglaterra: colonialismo e imperialismo

    pablo vazquezLas declaraciones cruzadas entre el primer ministro británico y nuestra presidenta por el tema Malvinas tuvieron una nueva escalada. Las palabras destempladas de Cameron sobre el "colonialismo" argentino nos hacen reflexionar sobre la expansión imperialista inglesa.

    Gran Bretaña, a pesar de la pérdida de las 13 colonias en América del Norte y de enfrascarse en la guerra contra Napoleón Bonaparte, intentó dominar la zona del Río de la Plata en 1806 y 1807. Fueron derrotados ambas veces por el pueblo rioplatense, pero en 1833, los británicos invadieron las Islas Malvinas - posteriormente las Georgias del Sur, Sandwich del Sur e islotes adyacentes -, originando un conflicto que aún continúa.

    Nota Completa...

  • Pica Que Pica.. La muy Tramposa.. ¡¡¡ Deuda Externa !!!

    Al que se le Debe..¡¡ Debido es el bien Pagar

    Que nadie debe pensar existan otras Razones

    Nota Completa...

  •  	La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    En agosto de 1968, durante su exilio en España, el tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón publicó La Hora de los Pueblos. El libro del ex mandatario –que permaneció en el destierro forzado durante 18 años– se conoció en su país recién en 1973, un año antes de su muerte. En ese texto de sorprendente vigencia, el militar y estratega puntualiza:

    Nota Completa...

  • A MI NO ME LA VAN A CONTAR DIRÍA MORDISQUITO

    anamariajaramilloPido permiso señores de la Academia de historia y del CONICET, como dice el tango- Soy doctora en Sociología de la UNAM y no de Historia, pero puedo explicar porque escribo así.

    No es la misma, la construcción simbólica de la realidad y de la historia a través de la palabra, la conceptualización o las diversas formas simbólicas de la estética cuando se realiza con total libertad que bajo las recurrentes dictaduras que asolaron Nuestra América.

    Nota Completa...

  • Algunos apuntes bajo la mirada de un desaparecido

    jorgeeduardorulliCae la tarde en las cercanías de la Plaza de San Justo. Delante de mis ojos, se desenvuelve como en el cine, el paisaje triste de una Argentina urbanizada compulsivamente, todos pasan apurados, el común carece de mayor tiempo para sí o para su familia, sufren empleos basura e ingieren comida chatarra.

    Para ir a Buenos Aires, viajan hacinados en trenes que fueron desechados en Europa años atrás y que circulan sobre materiales ferroviarios obsoletos, y en esas condiciones llegar a destino es siempre una lotería. La política ha devenido en los cordones periurbanos, mero cotillón y asistencialismo desembozado.

    Nota Completa...

  • Resistencia de Ayer, Hoy ... y Siempre

    patriciomircovichUno de los acontecimientos que mas recordamos, tanto por el momento de angustia, como por la gloriosa reacción espontánea y heroica del verdadero pueblo aparentemente desorganizado de puertas afueras, pero efectivamente organizado puertas adentro, y que como en mi caso rememoramos entre las líneas de algún que otro libro o en esas charlas interminables con personajes de aquella gloriosa época, es el de la RESISTENCIA PERONISTA. Pero hubo y hay otras. 

    Nota Completa...

  • A propósito del artículo de Alberto Lettieri publicado en Ideas al Sur en el día de hoy

    A propósito del artículo de Alberto Lettieri publicado en Ideas al Sur en el día de hoy

    .....Al país no lo jodió las alpargatas, le hizo mal las incitaciones de los libros aviesos, la falsa ilustración, el tono de engolamiento doctrinario, el abuso de la palabra como instrumento de oprobio y su perduración aciaga en las columnas periódicas y en el libro. Palabra emponzoñada, enfardada en odio y resentimiento, proclamada y reiterada hasta el hartazgo por un escritor erudito, aspirante a “scholar”, cuya difusión semicosmopolita se debe a razones extraculturales (director de la biblioteca de Estado más importante del hemisferio austral, “viajero” anglosajón de su propio país, arcángel Miguel de la milicia democrática contra el dominio oscuro de Satán-Perón. Cultivo moroso del culto gardeliano a la “viejita”, frecuentación de un “entourage” de `poetisas y poetastros semiinstruídos, etc. etc.) En suma, los mitos de Pasternak y Solshenitzin, trasladados al subdesarrollo de una colonia intelectual europea.

    Nota Completa...

  • Comunidad, Dignidad y Justicia Social.

    Comunidad, Dignidad y Justicia Social.

    El gobierno de Mauricio Macri no solo descompuso las estructuras del tejido social, sino que rompió la matriz comunicante de la familia a partir de la imposición corrosiva de la injusticia social. Cada decisión económica del Gobierno destruyó la organización familiar y quebró los vasos comunicantes de lo social.

    Nota Completa...

  • Genética nacional: “reproducción peronista”

    Al acercarse un nuevo acto eleccionario en nuestro país volvemos a ver viejos y nuevos vicios emerger de las más oscuras esferas de algunos sectores del ambiente político.

    Nota Completa...

  • ¿Cuándo se tomará una decisión internacional en castellano?

    buelaEn estos días, con motivo de la edición de las obras de José Luís Torres (1901-1965), el fiscal de la década infame, la misma editorial me regaló los escritos políticos de Manuel Ugarte (1875-1951), que editó hace unos meses. Dos pensadores nacionales, de dos generaciones distintas, que estuvieron en los albores de la primera guerra por la independencia económica de la Argentina. Aquella que llevaron a cabo miembros de generación de 1910 y que siguieron hombres de la generación del 25.

    Nota Completa...