Skip to main content

PERÓN ESCRIBE

Cartas digitalizadas

CARTAS DE PERÓN

Cartas digitalizadas

PERÓN RESPONDE

Cartas digitalizadas

Carta al Dr. Pedro Michelini (12-09-1969)

Madrid, 12 de septiembre de 1969.

Al Dr. Pedro Michelini

Buenos Aires

Querido amigo:

Comienzo por pedirle disculpas por contestar tarde sus cartas siguiendo una costumbre española, he pasado todo agosto y parte de septiembre en la Costa, por aquello de que- "en el país que estuvieres...". A mi regresó me he encontrado con una pila de cartas, de la que me parece difícil que pu salir sino a través de algún tiempo. Le agradezco sus ínteres tes informaciones que me son siempre muy útiles por el sentido objetivo con que Usted me las envía. Es difícil poder ponerse en claro con lo que pasa en el país, porque creo que ni los nr mos que están allí actuando tienen concepto formado de lo que pasa ni de lo que puede pasar en el momento menos pensad

Creo que lo que hay que hacer es meterle a la acción perm nente: cada peronista en todo momento y en todo lugar, debe hacer algo diariamente por el Movimiento y en contra de la di tadura. Veo que la Rama Sindical del Movimiento ha comenz do un trabajo muy bueno desdé las "62", los "20" y la C.G.T. que ellos mismos manejan; pero no puedo decir lo mismo de la Rama Política que, como hasta ahora, parece seguir "aplata­nada", lo que en mi concepto representa un grave error. Desde que el Peronismo está compuesto por ambas ramas, cuando la sindical se mueve, debe también hacerlo la política en apoyo de la anterior y viceversa. En ese concepto, ya en estos momen­tos debería estar agitando todo el complejo orgánico político todo el país, lanzando su apoyo, aunque fuera verbal, a los di­rigentes sindicales que comienzan a jugar un papel protagónico de acuerdo con lo que el Gobierno establece al comenzar el "tiempo social" de su cacareada revolución.

Ya no podemos esperar nada de los sectores que en las Fuerzas Armadas amenazaron con un golpe que cuando se arremangaron se les vio aquello que sabemos. El enfrentamien- to de la línea liberal y la línea nacionalista de que tanto nos hablan, es precisamente lo que mantiene a Onganía. Si nosotros y las fuerzas que nos responden no hacen lo que deben, no P< demos pensar en que una solución pueda llegar por mano de los que ni están ni estarán con nosotros.He visto las declaraciones del viejito cretino de Mi* con una caradura sin igual, dice que si yo no regreso al país es porque estoy muy cómodo en Madrid. Repitiendo lo que dyo cuando estaba en el Gobierno y que me movió a retornar en diciembre de 1964 cuando, precisamente él me hizo detener en Río de Janeiro por pedido especial al Gobierno de su con­génere el macaco Mariscal de marras. Ahora tiene el tupé de expresar semejante estupidez cuando todos saben que permitió el laudo británico en la cuestión de Chile con la condición de que no me dejaran pasar por allí y que ocasionó una declara­ción de Frei en ese sentido. Este viejito cretino no tiene com­postura. Me imagino las conferencias que habrá dado.

Bueno amigo: no deje de seguir informándome y disimule si tardo en contestarle, pero Usted no tiene una idea del trabajo que me están dando esas cosas. Aparte de ello también estoy en conexión con gente del Continente y ello me lleva una canti­dad de trabajo y de tiempo. Saludos a todos los compañeros.

Un gran abrazo.

Firmado: Juan Perón.

  • Visto: 3431