Skip to main content

PERÓN ESCRIBE

Cartas digitalizadas

CARTAS DE PERÓN

Cartas digitalizadas

PERÓN RESPONDE

Cartas digitalizadas

Carta al Dr. Enrique Olmedo (20-10-1956)

Caracas, 20 de octubre de 1956

Señor Dr. Don Enrique A. Olmedo

Montevideo

Mi querido amigo:

Contesto su carta del 9 de octubre y le agradezco sus amables palabras y recuerdos, como asimismo retribuyo su saludo con todo mi cariño.

Debo agradecerle sus excelentes informaciones que me dan un cuadro claro de todo y, sobre todo, que es lo qeu interesa. Muchas gracias y en el futuro no tenga temor de ser extenso, pues, para nosotros, aqui las informaciones son extraordinariamente valiosas.

Sobre la situación en la Patria veo que se comienza a trabajar con un sentido más práctico que hasta ahora: considero que la creación ,de un clima integral de insurrección es lo fundamental y permanente, lo político es solo circunstancial. La que fijará la permanencia es la línea histórica y esa es la que hay que seguir. Los apresurados y los miopes no verán ésto que es lo fundamental y, en cambio, se aferrarán a lo secundario despre­ciando lo principal. Ese será su error y, en política, un error de esta magnitud representa el fracaso. Las masas peronistas siguen y seguirán firmes porque, medianamente adoctrinadas y afe­rradas a sus necesidades y conveniencias, seguirán la línea histórica y no la política. Si se consigue una buena organización clandestina y una resistencia más o menos permanente, la batalla está ganada para ahora y para después: no importa el tiempo, importan los objetivos. Por eso todo el trabajo ahora debe estar encaminado a conseguir esa organización.

Los que especulan ganar a río revuelto, como los de FORJA, se quedarán como en otras ocasiones, en la mitad del camino. Si ya no han aprendido, no creo que en el futuro puedan aprender. Ellos no solo son desleales, sino que también son torpes. Esta vez, como las anteriores, han sido incapaces de interpretar a la masa. Por eso son generales sin Ejército y seguirán siendo siempre lo mismo, lo que en último análisis los convierte invariablemente en amanuences del General que tiene la tropa. ..

Para ser dirigente no basta querer serlo, sino que es necesa­rio primero jugar limpio, luego luchar con lealtad y con sinceridad y servir una causa y no intereses personales. Ellos sonl incapaces de todo ésto; por éso nunca serán nada. Este no es un fenómeno solo de los exilados en el Uruguay, lo es de todas partes. Muchos dirigentes se la han "pillado" en serio y creen realmente que éllos pueden hacer muchas cosas que en realidaw no pueden. Como Usted dice, el milagro fue hacer la revolución con lo que había, y el nuevo milagro será la consecuencia del adoctrinamiento de la masa, de donde saldrán miles de dirigentes nuevos. Por lo pronto el primer acto está cumplido: el repudio de los viejos dirigentes; ahora vendrá su reemplazo. Eso es lo que han ignorado muchos dirigentes políticos y iales que quieren tomar rumbo propio, sin darse cuenta, que al hacerlo, lo seguirán éllos solos.

Algunos creen que las soluciones políticas se hacen en la Ap] café charlando. Otros creen que las revoluciones se realizan en reuniones de amigos. Todos esos envejecen discu­tiendo y siendo sobrepasados por los acontecimientos. Para poder resolver estos dos problemas hay que accionar y trabajar incesantemente, de lo contrario no se llega a nada. Nuestra intransigencia es lógica: darle salida política a la canalla dicta­torial está en nuestras manos, porque este problema es de opinión y solo la opinión puede resolverlo y nosotros tenemos la opinión. La oposición está convencida que la dictadura dará elecciones en 1957. Ese es un error de apreciación: las dará si con éllo encuentra un escape político, mediante un gobierno que le cubra las espaldas, sino no dará elecciones. Para eso necesita nuestros votos, porque la orfandad de los otros es calamitosa. No dando votos peronistas, no tendrán votos para simular la elección que les permita hacer el fraude que preparan. Veremos un Gobierno "Constitucional" producto del fraude, frente a un Pueblo insurreccionado ¿Cómo le irá?

No deje de escribirme. Saludos a todos los compañeros. Mi Pedido, que le metan allí en la mayor medida. Las demás Jgamzaciones de exilados trabajan con gran decisión y veo por ciertas noticias que la masa del Pueblo sigue firme en la acción por todos los medios previstos en las Directivas e Instrucciones: allí atestará nuestro éxito.

Un gran abrazo.

Firmado: Perón

  • Visto: 2635