Cartas de Rosas

Carta de Rosas a Estanislao Lopez (14-12-1831)

 

Buenos Aires, diciembre 14 de 1831.

Señor Don Estanislao López.

Distinguido compañero y amigo querido:

Su carta fecha 24 del próximo pasado noviembre a que me acompaña original la renuncia del General Quiroga, y en copia lo que de oficio usted contesta, me ha dado el mal rato, que también dió a usted la misma renuncia. Parece que estuviéramos los Federales destinados a no tener un día de gusto cumplido.1

El mal rato para mí ha sido tanto más sensible cuanto que por consecuencia a nuestra amistad no debo callar el motivo a pesar • que quisiera ocultarlo, porque al saberlo usted estoy seguro que tendrá una nueva impresión desagradable.

Con razón sospechaba usted que con alguno de los dos era con quien el señor General Quiroga tiene, o le han hecho concebir motivos de disgusto. En efecto, él en su carta me habla con franqueza, y me dice que no es la enfermedad la que le ha movido a renunciar, sino el ver que sus intereses son declarados buena presa por amigos y enemigos.

 

Alude esto a un caballo obscuro que le extrajo Madrid de San Juan, pérdida que según se explica sentía más que la de toda su fortuna: dice que en Córdoba dijeron a usted que el caballo pertenecía a él, y que aun habiendo habido quien se ofreciese a llevárselo, contestó a este ofrecimiento poniendo en duda que fuese del General Quiroga el caballo. Que al llegar a Catamarca fué que tuvo el aviso de hallarse en poder de usted, y sintiéndose desairado porque aun en medio de dudarlo no se lo hubiese usted escrito, estuvo ya a punto de dar de mano a todo, y retirarse; pero que por las proclamas que había publicado y otras causas, siguió adelante, resuelto a dar una batalla y retirarse, bien la ganase, bien la perdiese. Éste es en substancia el relato.

Yo presumo que los autores de esta noticia al General Quiroga se la hayan dado con tales agregados, que él ha llegado a creer que ha sido desairado, mirando usted en menos avisarle hallarse en su poder una alhaja de su particular estimación y que le pertenecía.

En este conflicto, y de acuerdo con usted en la necesidad de poner remedio al grave mal de la renuncia, le he contestado primero empeñando toda clase de convencimientos, a fin de que vuelva sobre sí, y no valore la suerte del País por la estimación de un desaire particular que juzga habérsele inferido, que el honor, delicadeza y crédito se comprometían palpablemente con su procedimiento, y que no solo él perdía, sino que interior y exteriormente la opinión pública recibiría uiiíi brecha, sin reparación, desde que se supiese el origen de su disgusto para abandonar al ejército, a sus compañeros, a sus amigos, y a los que por él se han sacrificado.

En segundo lugar, suponiendo que fuese cierto que usted tiene el caballo, y que éste sea un obscuro que Manuel vió a usted en Córdoba, le digo: que ha estado muy lejos de la intención de usted agraviarle, reteniendo el caballo: que sabía por Manuel el particular esmero con que lo veía cuidar, y la distinción que hacía del tal animal: que sólo usted solía montarlo, y se conocía visiblemente que miraba en él la alhaja de un amigo recobrada del enemigo: que yo presumía que tanto cuidado no podría tener otro objeto que el de conservar el caballo, para ponerlo en sus manos en la ocasión en que usted creyese conveniente hacerlo. Que hablándome usted de la renuncia, me decía que no podía atinar con el motivo: que el reservarlo era; porque entre nosotros no debía estar el origen para el disgusto: que usted agregaba que era urgentísimo descubrirla para poner remedio al grave mal, si con tiempo no se le satisfacía. De aquí es que le hago la fuerte observación de que estaba muy distante de la idea de haberle usted ofendido, cuando tomaba el interés que se ve, porque se le dejara satisfecho.

En fin, le digo: que he transmitido al conocimiento de usted el motivo.

Ahora pues, cuando yo he visto la resolución del General Quiroga, y considero que éste se muestra ofendido porque nada le haya usted escrito relativamente al caballo, no sé qué camino podría tomarse, para que todo se concluyera y la recíproca confianza no padeciese mengua alguna. Yo ya he manifestado a usted lo que le he escrito. Quisiera sí, que para este caso tuviese usted la superioridad necesaria para no resentirse, y que dejando a un lado el exceso de irritación que ha precipitado al uno, solamente se propusiese calmarle, escogiendo para esto aquel medio que estuviese en consonancia <con la prudente circunspección, con la sanidad de su corazón y con las espinosas circunstancias del día. Quisiera también, que mi revelación no viniese a ser un motivo para nuevos disgustos, en vez de cortarle los que tan sensiblemente ya han asomado.

 

Antes de cerrar ésta, debo poner en su noticia que hasta la fecha he observado que no se ha traslucido este desagradable suceso; que yo lo he considerado digno de la más rigurosa reserva y que así lo he guardado y conservaré entre uno de mis secretos de más importante interés.

Adiós amigo: le deseo a usted tanta salud y paciencia como la que para sí quisiera su afectísimo compañero.

Juan Manuel de Rosas

[En Archivo General de la Nación. Sección Farini, Leg. 18.]


  • Visto: 5181

Actualidad desde una concepción peronista

  • Formar en “modo peronista”

    Formar en “modo peronista”

    A veces hablamos con jóvenes militantes del peronismo, del frente de todos, de sindicatos o movimientos sociales, etc., y se da en mas de los que se cree un fuerte desprecio, a la formación política, a la formación integral de un cuadro político, sindical, o social.

    Nota Completa...

  • “Tercer milenio, juventud sin compromiso”

    En el trascurso de estas últimas décadas hemos observado con desazón que hay cada vez menos jóvenes militantes, esto se puede dar por varios factores que pueden ser: descontento, disconformidad, escepticismo, falta de oportunidades, etc, etc., de ellos y en más de una oportunidad trasladada de padres a hijos.

    Un factor implícito que hiere de muerte a los jóvenes es eso que está prohibido pero al alcance de las manos, esta ahí.

    Nota Completa...

  • No hay bala que pueda con la mística

    No hay bala que pueda con la mística

    El presidente venezolano murió víctima de un penoso mal. Una enfermedad de nombre pequeño terminó con un gran hombre. 

    El 5 de marzo empezaron los análisis: se verá el trámite constitucional para llamar a elecciones; cómo jurará Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Venezolana;  se especulará con la candidatura del vicepresidente Nicolás Maduro; se seguirá atentamente el accionar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FAN); cual es el futuro del Partido Socialista Unido de Venezuela; y qué rol jugará Henrique Capriles y la oposición venezolana. Pero antes está el dolor de un pueblo por la pérdida de su líder, algo que en Argentina conocemos repetidas veces.

    Nota Completa...

  • Por otro 17 de octubre, lo primero, recuperar la conciencia nacional

    "La tarea de reconstrucción de la conciencia nacional es larga y difícil: equivale a enseñar a andar a un paralítico. Pero su éxito depende de la subsistencia de la nación"1

    ¿Cuál es el hecho que lleva a un pueblo a perder el rumbo, la conciencia de lo que realmente quiere?

    Nota Completa...

  • Covid-República y Nación

    Covid-República y Nación

    Durante el Covid 19 han resurgido los debates políticos,  en algunos casos para sostener las distintas políticas públicas frente a la pandemia, en otros casos el tiempo libre que genera la pandemia para quiénes no tienen responsabilidad operativas de conducción o laborales les permite más tiempo de pensamiento y desarrollo.

    Nota Completa...

  • LOS CUADERNILLOS DE HISTORIA DEL DIARIO CLARÍN

    LOS CUADERNILLOS DE HISTORIA DEL DIARIO CLARÍN

    Auspiciada por la megaempresa del diario Clarín, se están publicando cuadernillos de la historia argentina bajo la dirección académica del Profesor Luis Alberto Romero. En la primera entrega se aborda el período "1810-1852 de la Primera Junta a Rosas". Nos interesa expedirnos solamente sobre los capítulos dedicados a los gobiernos de Rosas, en las que el autor, que no disimula su antipatía hacia el personaje en cuestión, elabora una interpretación oblicua, sesgada, con ausencia de circunstancias importantes que ayuden a comprender las conductas de los hombres y de las sociedades, con omisión de contextos que dan más luz a los procesos históricos y con gruesas inexactitudes que vienen de la tradición liberal y que creíamos ya eliminados por los aportes hechos por la "Nueva Escuela Histórica" y uno de sus retoños historiográficos, el "Revisionismo Histórico".

    Nota Completa...

  • Fe y razón

    Fe y razón

    El 8 de julio en las redes de noticias internacionales leímos que un equipo de investigadores ha diseñado un robot inteligente que puede llevar a cabo experimentos por sí mismo en el campo de la química y operar en un laboratorio solo o junto con los demás trabajadores. El aparato está programado con algoritmos de aprendizaje automático que le permite seleccionar qué diseños experimentales realiza cuando se le dan hipótesis a probar. La ventaja para los autores del prototipo radica en la mayor eficiencia temporal que permite el nuevo ayudante.

    Nota Completa...

  • En verano, mi visión del próximo 17 de Octubre

    Domingo 17 de enero de 2010.-

    Queridos Compañeros:

    Como ustedes saben, en esta reflexión no se encontrarán con el preciso pensamiento de un politólogo, un historiador o un comunicador social que juegue a ser independiente (desde la perspectiva más favorecedora que encuentro para un periodista, excepto honrosas excepciones); no digo nada nuevo, es simplemente la percepción de un docente que transita las Ciencias Sociales y profundiza en los sistemas educativos y su relación con las sociedades. Nada más que eso.

    Nota Completa...

  • La justicia debe ser igual para todos

    Pasaron muchos años y todavía se sigue hablando de los militares, de montoneros, del ERP y de la Triple A, es cierto, debemos tener memoria, pero también es cierto, que esa memoria, debe ser para todos igual en lo que la justicia respeta.

    Nota Completa...

  • Covid y ¿la vuelta a los nacionalismos?

    Covid y ¿la vuelta a los nacionalismos?

    Es increíble ver la preocupación de los defensores de la República sobre el retorno posible de los Nacionalismos populistas y otras sandeces.

    Nota Completa...

  • La Tercer Tiranía atacada por Lilita Carrió

    "Los de afuera que dominan y los de adentro que entregan"
    Arturo Jautetche

    De mediar un amperímetro en estos días se vería como escala hasta reventar en un rojo furioso cada vez que la lidereza de la Coalición Cívica Dra. Elisa Carrio realiza alguna declaración sobre la realidad argentina y sobre la situación del matrimonio Kirchner.

    Nota Completa...

  • Zonceras y falacias que nublan el pensamiento

    Zonceras y falacias que nublan el pensamiento

    El debate de ideas, en estos últimos tiempos, se parece más a la repetición ciega de dogmas que a un ejercicio libre y desprejuiciado de reflexión y diálogo. El resultado no puede ser auspicioso si tomamos en cuenta que esa manera de debatir es un retroceso de varios siglos en la historia. En los inicios del pensamiento occidental, Sócrates desarrolló la mayéutica como mecanismo de interpelación recíproca y de ejercicio dialógico para correr los velos que nos impiden comprender la esencia de las cosas. La verdad no era revelada ni impuesta desde afuera por nadie. El acceso a la verdad era el resultado final de un camino previo donde había que derribar prejuicios, trascender las apariencias y atreverse a interpelar y poner en tela de juicio hasta las certezas más inconmovibles.

    Nota Completa...