Cartas de Rosas

Carta de Rosas a Estanislao Lopez (14-12-1831)

 

Buenos Aires, diciembre 14 de 1831.

Señor Don Estanislao López.

Distinguido compañero y amigo querido:

Su carta fecha 24 del próximo pasado noviembre a que me acompaña original la renuncia del General Quiroga, y en copia lo que de oficio usted contesta, me ha dado el mal rato, que también dió a usted la misma renuncia. Parece que estuviéramos los Federales destinados a no tener un día de gusto cumplido.1

El mal rato para mí ha sido tanto más sensible cuanto que por consecuencia a nuestra amistad no debo callar el motivo a pesar • que quisiera ocultarlo, porque al saberlo usted estoy seguro que tendrá una nueva impresión desagradable.

Con razón sospechaba usted que con alguno de los dos era con quien el señor General Quiroga tiene, o le han hecho concebir motivos de disgusto. En efecto, él en su carta me habla con franqueza, y me dice que no es la enfermedad la que le ha movido a renunciar, sino el ver que sus intereses son declarados buena presa por amigos y enemigos.

 

Alude esto a un caballo obscuro que le extrajo Madrid de San Juan, pérdida que según se explica sentía más que la de toda su fortuna: dice que en Córdoba dijeron a usted que el caballo pertenecía a él, y que aun habiendo habido quien se ofreciese a llevárselo, contestó a este ofrecimiento poniendo en duda que fuese del General Quiroga el caballo. Que al llegar a Catamarca fué que tuvo el aviso de hallarse en poder de usted, y sintiéndose desairado porque aun en medio de dudarlo no se lo hubiese usted escrito, estuvo ya a punto de dar de mano a todo, y retirarse; pero que por las proclamas que había publicado y otras causas, siguió adelante, resuelto a dar una batalla y retirarse, bien la ganase, bien la perdiese. Éste es en substancia el relato.

Yo presumo que los autores de esta noticia al General Quiroga se la hayan dado con tales agregados, que él ha llegado a creer que ha sido desairado, mirando usted en menos avisarle hallarse en su poder una alhaja de su particular estimación y que le pertenecía.

En este conflicto, y de acuerdo con usted en la necesidad de poner remedio al grave mal de la renuncia, le he contestado primero empeñando toda clase de convencimientos, a fin de que vuelva sobre sí, y no valore la suerte del País por la estimación de un desaire particular que juzga habérsele inferido, que el honor, delicadeza y crédito se comprometían palpablemente con su procedimiento, y que no solo él perdía, sino que interior y exteriormente la opinión pública recibiría uiiíi brecha, sin reparación, desde que se supiese el origen de su disgusto para abandonar al ejército, a sus compañeros, a sus amigos, y a los que por él se han sacrificado.

En segundo lugar, suponiendo que fuese cierto que usted tiene el caballo, y que éste sea un obscuro que Manuel vió a usted en Córdoba, le digo: que ha estado muy lejos de la intención de usted agraviarle, reteniendo el caballo: que sabía por Manuel el particular esmero con que lo veía cuidar, y la distinción que hacía del tal animal: que sólo usted solía montarlo, y se conocía visiblemente que miraba en él la alhaja de un amigo recobrada del enemigo: que yo presumía que tanto cuidado no podría tener otro objeto que el de conservar el caballo, para ponerlo en sus manos en la ocasión en que usted creyese conveniente hacerlo. Que hablándome usted de la renuncia, me decía que no podía atinar con el motivo: que el reservarlo era; porque entre nosotros no debía estar el origen para el disgusto: que usted agregaba que era urgentísimo descubrirla para poner remedio al grave mal, si con tiempo no se le satisfacía. De aquí es que le hago la fuerte observación de que estaba muy distante de la idea de haberle usted ofendido, cuando tomaba el interés que se ve, porque se le dejara satisfecho.

En fin, le digo: que he transmitido al conocimiento de usted el motivo.

Ahora pues, cuando yo he visto la resolución del General Quiroga, y considero que éste se muestra ofendido porque nada le haya usted escrito relativamente al caballo, no sé qué camino podría tomarse, para que todo se concluyera y la recíproca confianza no padeciese mengua alguna. Yo ya he manifestado a usted lo que le he escrito. Quisiera sí, que para este caso tuviese usted la superioridad necesaria para no resentirse, y que dejando a un lado el exceso de irritación que ha precipitado al uno, solamente se propusiese calmarle, escogiendo para esto aquel medio que estuviese en consonancia <con la prudente circunspección, con la sanidad de su corazón y con las espinosas circunstancias del día. Quisiera también, que mi revelación no viniese a ser un motivo para nuevos disgustos, en vez de cortarle los que tan sensiblemente ya han asomado.

 

Antes de cerrar ésta, debo poner en su noticia que hasta la fecha he observado que no se ha traslucido este desagradable suceso; que yo lo he considerado digno de la más rigurosa reserva y que así lo he guardado y conservaré entre uno de mis secretos de más importante interés.

Adiós amigo: le deseo a usted tanta salud y paciencia como la que para sí quisiera su afectísimo compañero.

Juan Manuel de Rosas

[En Archivo General de la Nación. Sección Farini, Leg. 18.]


  • Visto: 4964

Actualidad desde una concepción peronista

  • 20 de NOVIEMBRE. Dia de la Soberania Nacional. De Rosas a Crisitina

    Contundente discurso historico, politico y cultural de nuestra Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner. Palabras añoradas y con un profundo sentimiento Nacional para aquellos que defendemos la linea historica San Martín-Rosas-Peron y Kirchner.

    Nota Completa...

  • El totalitarismo cultural del neoliberalismo: Codicia por vida.

    El totalitarismo cultural del neoliberalismo: Codicia por vida.

    Series como El marginal, Monzón, el Tigre Verón y El Apache, tienen un común denominador: Presentar los tópicos de la violencia como factor inherente solo a una clase social, la de los pobres. Lejos de problematizar los hechos la cuestión narrativa se estanca en una síntesis precaria que lumpeniza y, a través de esta caracterización, estigmatiza a los pobres como sujetos incivilizados de naturaleza agresiva.

    Nota Completa...

  • Bergoglio y Guardia de Hierro (Notas sobre militancia y mística)

    Bergoglio y Guardia de Hierro (Notas sobre militancia y mística)

    Francisco I es nuestro nuevo Papa. Empezaron los análisis y polémicas, y una de ellas es por su pasado en Guardia de Hierro.

    Años atrás el diputado Carlos Kunkel expresó su enfrentamiento con posturas de Monseñor Bergoglio, justificándolas por el pasado de éste en “Guardia de Hierro”. No muy lejos en el tiempo Miguel Bonasso sindicó en sus memorias, de forma despectiva, a los guardianes como “peronismo mogólico”.

    Nota Completa...

  • Y PERON VOLVIO A LLORAR. Brevísimas, desprolijas, confusas, e intempestivas reflexiones sobre el Ballotage.

    Y PERON VOLVIO A LLORAR. Brevísimas, desprolijas, confusas, e intempestivas reflexiones sobre el Ballotage.

    Si el primer peronismo cumplió una misión vital en la historia de nuestro país fue – precisamente - aquella que tuvo como objetivo primordial el de evitar que el capital financiero se apropiara de las herramientas del estado. En ese sentido el movimiento fundado magistralmente por Perón, doctrina mediante, constituyó un obstáculo, una muralla casi inexpugnable que evitó que la especulación financiera reinara en aquella Argentina marcada a fuego por el vergonzante pacto Roca Runciman, promoviendo la producción y el trabajo, como madre y padre del desarrollo y del destino nacional.

    Nota Completa...

  • DE LA REFLEXIÓN CRÍTICA, INDIVIDU@S Y COLECTIV@S.

    DE LA REFLEXIÓN CRÍTICA, INDIVIDU@S Y COLECTIV@S.

    (Carta Segunda a Luis Villoro en el Intercambio Epistolar sobre Ética y Política)


    Abril del 2011.

    “Si en el cielo hay unanimidad, apartadme un lugar en el infierno”
    (SupMarcos. Instrucciones para mi muerte II)


    I.- LA PROSA DE LA CALAVERA.

    Don Luis:

    Salud y saludos maestro. Esperamos de veras que se encuentre mejor de salud y que la palabra sea como esos remedios caseros que alivian aunque nadie sabe cómo.

    Nota Completa...

  • SOBRE EL REVISIONISMO Y EL INSTITUTO DORREGO.*

    SOBRE EL REVISIONISMO Y EL INSTITUTO DORREGO.*

    Entrevista a Francisco José Pestanha publicada en http://www.losocial.com.ar .

    Nota Completa...

  • Manipulación, efectos desestructurantes, y síndrome del Prisionero

    La acumulación sectaria versus la nacional y popular. Pueblo o masa de maniobra. La lógica amigo-enemigo aplicada al frente interno muestra la miopía política de quienes la aplican. Miente, miente, que nada quedará.

    Qué razón justifica que un gobierno que se autotitula como "nacional y popular" instrumente un mensaje manipulador como forma de mantener y acrecentar adeptos políticos. La mentira sistemática aparece como un método propio de elites sectarias, todo lo contrario de lo que debería ser la manera de comunicarse entre compañeros o camaradas. Estos juegos de maliciosa manipulación de quienes deberían ser seguidores de una causa política, formula una técnica en las antípodas de una forma de incrementar hombres conscientizados y conscientes. O sea integrantes activos y no, masa de maniobra de seres vaciados que son arrastrados como rebaño.

    Nota Completa...

  • EVITA RENUNCIA A LOS HONORES NO A LA LUCHA; COBOS RENUNCIA AL PUEBLO PERO NO A SUS LACAYOS

    guillermo_mircovichQue te sucede hermanita querida, que te sucede Malvinas, Patagonia, la Pampa, Mesopotamia, Cordillera que viste pisar con estupor al famoso ejército De Los Andes creado por el General San Martín buscando liberar a los pueblos y hoy un hijo tuyo te traiciona con los más elevados epitafios que pueda recibir un renegado que vende a su pueblo a los tránsfugas que trafican con la Patria.

    Nota Completa...

  • Trabajo; Pasado, Presente, y Futuro

    panchopestanhaEl destacadísimo pedagogo argentino Gustavo Cirigliano a través de sus numerosos ensayos y de sus juiciosas enseñanzas, nos ha instado persistentemente para que de una vez por todas asumamos plenamente nuestra historia

    Cirigliano señaló que "somos el conquistador y el indio, el godo y el patriota, la pampa privilegiada y el interior relegado, el inmigrante esperanzado y el gaucho condenado", que somos los dos, no uno de ellos solamente, que en cierto sentido somos el protagonista y el antagonista.

    Nota Completa...

  • Introducción a un Ensayo sobre Pensamiento Nacional

    Introducción a un Ensayo sobre Pensamiento Nacional

    ...Nada resiste la voluntad del hombre
    puesta al servicio de una gran causa..."
    RAÚL SCALABRINI ORTIZ

    A lo largo de nuestra historia, distintas generaciones de tilingos y cipayos se han esforzado por esbozar los más diversos y descabellados axiomas para pretender ilustrarnos sobre los males que nos aquejan.

    Nota Completa...

  • Yo Peronista, me confieso…

    Yo peronista (no pecador) me confieso. Porque hoy serlo, parece ser pecado. En tanto que el cuestionamiento del juego de palabras no debería ser mío, sino de tanto hipócrita que en realidad usufructúa una posición dentro de nuestras filas.

    Confieso estar indignado. Y me podrán decir: "...pero compañero, en el peronismo siempre pasaron estas cosas..." . No señores. No estoy dispuesto a tolerarlo!!! Porque también bajo el disfraz del "nuevo peronismo" o "peronismo aggiornado" creimos en la receta menemista y cuando quisimos salir de un modelo neoliberal aplicado a ultranza, ya habíamos quedado "pegados" y nos decían: "...ven lo que es el peronismo...?" el peronismo no es eso y permítanme dudar si es esto...

    Nota Completa...

  • Gestión Pública Ambiental: de la “Zoncera” del desarrollo sustentable hacia una doctrina nacional para la preservación de nuestros recursos naturales.*

    Gestión Pública Ambiental: de la “Zoncera” del desarrollo sustentable hacia una doctrina nacional para la preservación de nuestros recursos naturales.*

    Artículo 40 - ... “Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto que se convendrá con las provincias…”

                                                                       (Del artículo 40 de la Constitución de 1949)

    Nota Completa...