Definiciones sobre la Izquierda Radical

Hemos señalado desde estas páginas la profunda identificación entre los ideales del eximio líder de la U.C.R. doctor Hipólito Yrigoyen y la obra positiva y trascendente del general Perón, que se inicia con la creación de la Secretaria de Trabajo y Previsión para continuar luego con las realizaciones del Consejo Nacional de Posguerra, cuya excepcional importancia todavía no ha sido debidamente juzgada. Baste señalar que, gracias a ellas, las conquistas sociales logradas por las clases media y trabajadora se consolidaron con las bases económicas indispensables, como así el desenvolvimiento de nuestra economía vio asegurado su proceso evolutivo en circunstancias sumamente difíciles. O para hablar más claro; cuando todo hace prever el inevitable de sastre de una obra ingente, ya que, a las razones naturales creadas por la guerra, se agregaban las de una política restrictiva enderezada a privar al país de los elementos más indispensables para el desarrollo de su economía.

Aparte de la materia prima para muchas de nuestras industrias, debió sumirse la imposibilidad de importar petróleo, carbón y materiales indispensables para nuestros medios de transportes. Las medidas adoptadas por el gobierno revolucionario, ya sea por intermedio del Consejo Nacional de Posguerra o por indicación del mismo, evitaron con las restricciones que forzosamente debieron implantarse, el derrumbe que prevean las fuerzas coaligadas de los capitales foráneos, de muestra oligarquía y de los políticos de los llamados partidos populares, que por curiosa paradoja marchaban del brazo con todas las fuerzas de la reacción. Sin embargo, el gigantesco empeño puesto al servicio del país por el entonces coronel Perón, frustró esta celada incalificable que no sólo dañaba nuestros intereses materiales, sino que llegaron a lesionar fuertemente nuestra soberanía.

El intervencionismo del Estado salvó en aquella emergencia a la Nación y el triunfo electoral obtenido por el general Perón, en comicios cuya legalidad aplaudieron sus propios adversarios y no porque sencillamente me aplaudiera por su real legalidad, sino porque se suponía a través de los mismos el rotundo fracaso de su candidatura permitió la adopción de otras medidas de carácter económico -como la total nacionalización del Banco Central y de nuestro sistema crediticio que pasó a ser controlado por el Estado; la creación del Instituto Nacional de Seguros y Reaseguros a las que se sumaron luego machas más, encuadradas dentro de nuestro sistema constitucional, que beneficiaron extraordinariamente la economía nacional.

Hemos querido señalar estos hechos, así en grueso para traer a colación algunos recuerdos que los olvidadizos dirigentes de la U.C.R. no los tuvieren presentes en aquellas horas como tampoco lo recuerdan ahora que enrolan la bandera de la intransigencia política, que con la abstención electoral fue arma utilizada por Yrigoyen para combatir a los regímenes fraudulentas que abandonó el propio Yrigoyen -y para siempre el año 1912, cuando determinó la concurrencia de la U.C.R. a los comicios de Santa Fe solución parcial que siempre había combatido y ratifico estando preso en la isla Martin García, aconsejando se eligiera un candidato a Presidente que, como el doctor Gallo, contaba con el beneplácito del dictador Uriburu.

Aunque la U.C.R. a partir del año 1931 adoptó la abstención electoral, muchos hombres y de talento agreguemos, creyeron que semejante tesitura no podría constituir un programa para un partido que ya había gobernado, cuya gravitación en el electorado nacional y en la opinión pública era indiscutible. Los problemas de aquella hora pedían otras soluciones concordantes con los ideales de Yrigoyen, pero no con la abstención y la intransigencia que, por razones obvias, el mismo abandonara. Así lo entendieron muchos radio les y, entre ellos, el doctor Carlos M. Noel, cuya obra como intendente municipal de la ciudad de Buenos Aires lo reconocerá la historia como la del mas progresista que tuvo la capital federal. Y No, es bueno advertirlo, renunció a su cargo para no apoyar la candidatura presidencial Melo-Gallo, ya que estos por lo menos contaban con la simpatía del presidente Alvear.

Con su hombría de bien, amplia cultura y afabilidad sin par, Noel, des pues de 1931, fue uno de los primeros que señaló a sus propios correligionarios la necesidad de salir de las declaraciones abstractas, para abordar problemas concretos. Sus inquietudes las expuso con amplia libertad, al extremo que, cuando hablar de economía dirigida se prestaba a confundirse con nazismo o fascismo, él, con profunda compenetración de las obligaciones reservadas a los estados modernos, preconiza dicha teoría como deber del radicalismo y en defensa de los bien entendidos intereses de la colectividad.

Muchas de las ideas expuestas por el doctor Noel en los años 1932, 1933 3, especialmente en su conferencia pronunciada en Mendoza el año 1935, cuyo texto íntegro publicamos en el número inicial de HECHOS E IDEAS - para hablar de los testimonios impresos a los que podemos hacer referencia concuerdan absolutamente con los ideales y realizaciones del general Perón. De ahí que, para el esclarecimiento de las ideas, convenga en las actuales circunstancias, a fin de demostrar el error de la U.C.R., traer a colación estos recuerdos.

Por lo pronto, nos limitaremos a continuación, a transcribir la conferencia que el Dr. Noel pronunció en 10 de mayo de 1932, en el acto celebrado en el teatro San Martín y patrocinado por el radicalismo, en conmemoración de la fiesta del Trabajo. Lo propio haremos en otros números, con sus conferencias pronunciadas en el aula magna de la Facultad de Filosofía y Letras el año 1933 la citada de Mendoza, que reproduciremos, por cuanto esas aspiraciones radicales ya han pasado al acervo de las realizaciones del general Perón.

Del trabajo que reproducimos más abajo, destacamos el siguiente párrafo:

Estamos hoy en presencia de un régimen social que es imprescindible reformar, lo que sólo puede hacerse por una revolución metódica, que, teniendo un verdadero carácter creador, que, siendo una realidad innovadora, evite los peligros del motín y las posibilidades de guerra civil, llenándonos rápidamente hacia una sociedad moderna y organizada, que tal vez marcase rumbo a la humanidad contemporánea.

Véase cómo el doctor Carlos M. Noel resultó un heraldo de las ideas económicas y sociales del actual mandatario, cuya esencia típicamente radical hemos destacado desde estas páginas.

Desgraciadamente, la Unión Cívica Radical, entonces como ahora, había perdido la brújula de su derrotero. Mientras las ideas sustentadas por el Dr. Noel hoy aparecen triunfantes por obra del general Perón, ¿qué quedan de las surgidas de aquella incongruente intransigencia?

DEFINICIONES SOBRE EL IZQUIERDISMO RADICAL

La fiesta del trabajo es en nuestro país, también, fiesta radical. En el año 1917 un comisionado municipal de nuestro partido pidió y obtuvo la representación del cuerpo a la conmemoración de esta fecha.

En épocas de la segunda presidencia radical el Poder Ejecutivo a su ve dirige al Congreso un mensaje que comienza hasta: "El día primero de mayo está consagrado en gran parte del mundo al descanso de los trabajadores. Es deber de los poderes públicos propender a que sea, día sereno y auspicioso, de solidaridad social y de paz espiritual, de esperan a y emociones colectivas, fecundo en inspiraciones y afanes por el ideal de una humanidad mejor".

Vemos, pues, que este día ya histórico ha sido de tiempo atrás festejado por la U. C. R. por sus gobiernos y sus cuerpos deliberantes, como lo es hoy por el partido desde el llano. Lo que demuestra la voluntad partidaria tendiente siempre a finalidades de reformas sociales y en busca de la evolución y más propiamente dicho de la revolución entendiendo que: "la revolución es una refundación necesaria, una transmutación de valores, un cambio en las relaciones que unen los diversos elementos del cuerpo social, la revolución que no se identifica con el motín, más aun, que es posiblemente, contraria a éste; que el revolucionario combate al botinero".

Buscamos, tal vez, aquella revolución prevista por Baboeuf, cuando decía: "La revolución francesa no es más que la precursora de una revolución más grande y serena mucho más solemne y que será la última".

Entendemos -siguiendo este pensamiento- que el radicalismo, en cuyo, pero se oye hablar tan frecuentemente de izquierdismo, debe concretar el significado del vocablo en el concepto partidario y definir su doctrina para ser eficaz en su acción social, política y económica

Entendemos que se mantendrá al margen de las ideologías sectarias que buscan imponer teorías que al examen frio e Independiente aparecen utópicas, que podrán imponerse por la fuerza durante cortos perro dos, pero cuyo imperio no podrá perdurar por ser contrario a lo esencia misma del hombre.

El instinto de propiedad es inherente a este y las posibilidades de conseguirlo un acicate poderosísimo para In inmensa mayoría.

En medio de la crisis terrible que estremece actualmente al mundo, pueden parecer proféticos las páginas de Carlos Marx consagra al destino del capitalismo y si bien su crítica en las veces de una justeza notable, hay que señalar que cuando estudia la parte constructiva, las soluciones que ofrece son frecuentemente de un espíritu de sistema completamente germánico y también de una falta total de psicología.

Los marxistas se erigen contra el individualismo, es decir, contra la libertad económica, la producción no controlada y la concurrencia libre

Estos principios sobre los cuales está basado el capitalismo y que son la obra directa de la reforma de Turgot y de la revolución francesa, nos han traído, indiscutiblemente, a la crisis actual.

Los marxistas proponen corregir el mal con el estatismo Integral

Ahora bien, la tesis económica marxista aparece con esto de realización imposible, pero pienso también que el individualismo integral no puede persistir y que nuestro partido deberá propiciar un sistema de producción dirigida.

Profundamente creo que una de las razones que constituyeron el surgimiento del marxismo fue la miseria, nacida de la libre concurrencia, nacida a su vez ella misma de los principios de 1879.

Es evidente que no es posible juzgar los resultados que pueda producir el sistema de economía dirigida basándonos en lo que los Estados Unidos han pretendido hacer con este título en 1028 y 20 y que solo ha consistido en querer pensar sobre la prosperidad mediante el interés del dinero, maniobra que sólo los llevó a provocar la locura bursátil.

En este mismo momento varios países del mundo están probando una economía dirigida con las barreras aduaneras, pero son estas medidas más bien la solución de un problema nacionalista que una manera de mejorar la situación económica colectiva

El problema de la economía dirigida supone, la aceptación de nuevos principios básicos ya lo ves la creación de nuevas instituciones susceptibles de responder a los fines que con ella nos proponemos alinear, fines que en esencia pueden resumirse así: ancorar a la humanidad prosperidad general durable y creciente, conservando en la mayor da posible las prerrogativas que se refieren al principio jurídico de la propiedad individual.

Debemos tomar en cuenta que el capitalismo evoluciona visiblemente hacia una especie de Economía dirigida probablemente influenciado par la crisis actual y por la experiencia económica de los soviets, pero en realidad es el final de una larga evolución histórica.

Es lógico, pues, buscar una organización de la Sociedad que permite a todo hombre normal utilizar una parte de su trabajo en conta la solución marxista que todo lo entrega al Estado.

Aceptemos la premisa que el capital no es sino trabajo acumulado y reformemos el sistema capitalista de individualismo integral, en el cual no se limita en manera alguna De utilidad que puede obtener el capital se limita al trabajador la ganancia que puede obtener el esfuerzo.

Bien clara muéstrese entonces, la necesidad de establecer limitaciones al derecho de propiedad y legislar, para que pueda hacerse efectivo, el derecho que asiste al trabajador para entrar paulatinamente en la participación proporcional que le corresponde de esos capitales que fecundiza con su esfuerzo diario.

Pensamiento es este que propongo a los hombres del radicalismo en el convencimiento de que interpreto un sentimiento vivo en la masa partidaria.

Es mi íntima convicción que no se corregirán los males del capitalismo con la destrucción del capital, dado que el deseo de posesión es inherente al hombre, como antes dije. Resolvamos, pues, el problema, acortando las distancias sociales y organizando nuestra economía en forma riqueza pueda repartirse más y que un bienestar relativo pueda ser adquirido por los hombres normales, con un esfuerzo normal y en un tiempo lógico.

Que lo anormal, sea en la nueva organización argentina, la gran fortuna o la miseria.

Si nos detenemos un tanto en el estudio del problema social, observamos de inmediato que este consiste en el problema de la propiedad el problema del equilibrio entre aquellos que poseen y los que nada tienen

La historia social no es sino la historia de los esfuerzos hechos para asegurar este equilibrio, en las diferentes épocas del pensamiento filosófico.

En esta historia social, pueden distinguirse tres grandes etapas; tres revoluciones, podríamos decir.

Primero el cristianismo, que, proclamando la igualdad de todos los hombres ante los ojos de la Divinidad, marcó el derrumbamiento del mundo antiguo.

La supresión de la esclavitud, propiamente dicha, que paso el esclavo fuera de la propiedad directa del amo convirtiéndolo en siervo de la tierra, dio un primer y terrible golpe a la propiedad

Los esclavos no se poseían a ellos mimos: se les dio esta propiedad al retirarla a sus amos.

La revolución sentimental se habla cumplido: el cristianismo dio a los hombres la igualdad moral, la igualdad ante Dios.

Segundo: la declaración de los Derechos del hombre Por el cristianismo cada hombre era por siempre, y aunque relativa mente, un individuo con el mismo título que cualquier otro. Tenía su personalidad. Pero ya fue atado a la gleba como siervo, ya a las corporaciones como artesano, el hombre del pueblo permanece bien neta mente diferente del privilegiado.

Una mitad de la población trabajaba sin descanso para alimentar a la otra que nada hacía.

La miseria y el priva enciclopédico provocaron La Revolución Francesa. Esta revolución política y la Declaración de los derechos del hombre consagraron la igualdad cívica, la igualdad ante el Estado.

Todos los hombres desde entonces nacen iguales.

Fue éste el segundo y grave atentado a la propiedad: no por el reparto de la tierra, que no era un principio, no más bien una nivelación radical, la reparación de una injusticia secular. El atentado a la propiedad venia por la supresión de los privilegios fiscales a cierta parte de la sociedad.

A pesar de lo cual, el principio mismo de propiedad quedó respetado.

Tercero: el marxismo.

La revolución habla sido esencialmente individualista

Cada hombre dueño de sí mismo, libre, autónomo.

No había aun clases sociales sino oficios.

La gran industria al desarrollarse en principios del siglo XIX con una enorme rapidez, iba a destruir esta concepción.

Una nueva clase social nen con todos sus resortes: la clase obrera.

Formada originalmente por lo más pobre de la gente del pueblo, de todos aquellos que no poseen nada y, sobre todo, que no tienen el más pequeño pedazo de tierra como propiedad. Miserables y sin defensa, fue ron realmente las víctimas de la falta de organización de esa industria que recién aparecía

De un lado una miseria grande del otro una dureza excesiva. Aumentando en número y, por tanto, en fuerza, la clase obrera convertía se en una amenaza, un elemento nuevo y terrible dentro del Estado.

Una nube de filósofos trató de educar moralmente esta la Fourrieristas, Saintsimonistas y otros, todo o menos sentimentales; pero la marea sigue su curso, la minería aumenta y enfrente el alza una nueva clase privilegiada: la burguesa rica.

Apenas habla la revolución afirmado su respeto a la propiedad y probado su anticomunismo, cuando empieza a abrirse una brecha, no ya a la propiedad, sino al principio mismo de la propiedad.

La tercera etapa de la historia social aparecer el problema de la igualdad económica, de la igualdad ante el dinero.

Carlos Marx tienta entonces una revolución violenta: el marxismo.

Al dar a la clase obrera el nombre de proletariado, se terminó de cavar la fosa entre el pueblo y las clases poseedoras.

Recibido como un evangelio por el pueblo, a causa de su aspecto científico y de su aparente rigor lógico, el marxismo ha podido sostenerse mientras solo se trató de destruir. Puesto a la obra, en necesidad de construir, inhumano e irreal, absurdo en su aparente rigor científico, se está desplomando.

Un siglo después de la aparición del maquinismo, el terrible problema de la igualdad económico queda entero y por resolverse.

Estas son las razones que me han hecho usar la palabra revolución al comienzo de esta exposición.

Estamos hoy en presencia de un régimen social que es imprescindible reformar, lo que sólo puede hacerse por una revolución metódica, que, teniendo un verdadero carácter creador, que, siendo una realidad Innovadora, evite los peligros del motín y las posibilidades de guerra civil, llevándonos rápidamente hacia una sociedad nueva moderna y organizada, que tal vez marcase rumbo a la humanidad contemporánea

Podrán estos conceptos parecer en exceso pretencioso, pero sin jactancia, creo que es nuestro pueblo joven, de hombres nacido en la idea de igualdad y educados en una democracia sincera, sin prejuicios ancestrales, sin odios de casas preestablecidas, sociedad cuyas únicas diferencias sociales son diferencias económicas, el que está en mejores condiciones para encauzar su evolución por tan generoso camino.

Hablo así, porque sé que mi palabra cae entre correligionarios que desean íntimamente el bienestar de las masas trabajadores del país y que no creen que el porvenir de la República depende exclusivamente del capital financiero, venga de donde venga, y que nuestro partido somete a una revisión implacable tanto los derechos heredados como también las nuevas aspiraciones.

Soy un convencido de que la UCR expresión suprema de la de democracia argentina, tiene hombres capaces de traducir a la acción su ideología.

Creemos que estas transformaciones pueden conseguirse, si son dos tenidas por la voluntad espontanea del pueblo, Soberano indiscutible, que obtendrá lo que desca, siempre que sepa lo que quiere y discipline su acción al organizar metódicamente sus huestes poniendo a su frente hombres de pensamiento y acción con el verdadero sentido de responsabilidad.

No hay que aferrarse en querer resolver los problemas en campos de ideas ya trilladas y nacidas en lugares para nosotros exóticos.

Aunque parezca fantástico, es posible que haya llegado la hora de que surjan en esta tierra nuevas soluciones más de acuerdo con el concepto que alimentan los pueblos contemporáneos.

No hay que rehuir mirada ni escamotear la dificultad, miremos cara a cara y con decisión concentrado las sombras gigantesca que se levantan ante la marcha de las jóvenes democracias americanas, En alto el espíritu y con la confianza y la fuerza que nos debe dar esa juventud y nuestro cálido civismo tratemos de solucionar esos problemas, teniendo sólo en cuenta el mayor bien colectivo, proyectando hacia el porvenir el sano y puro nacionalismo que iluminó siempre a los jefes y las huestes de la UCR.

Sea este nuestro mensaje a la opinión pública nacional.

Author: Carlos M. Noel

  • Visto: 156

Actualidad desde una concepción peronista

  • ¿¿¿Jóvenes Perdidos o Adultos sin Brújula ???

    Buscando escenas, buscando causas, consecuencias, respuestas en definitiva para poder fundamentar posturas, por el momento arribo a vagas aproximaciones que sólo generan más y más incógnitas. Quizá desde mi interior quiero que quede en eso, sólo en incógnitas, y mis mecanismos de defensa se esfuerzan denodadamente por hacer que no comparta el pesimismo de Niestzche cuando enfatizó "Me adentré en el futuro y fui presa del espanto..."

    Nota Completa...

  • Dolar ¿Cepo o protección?

    eduardo rosaEn 1914 el mundo económicamente poderoso entró en una guerra. Nuestro peso estaba anclado al oro. Desde 1903 se podía ir con un peso a la caja de conversión y cambiarlo por 0,44g de oro.

    PERO EL MUNDO SE DESQUICIÓ EN 1914 y el oro se fugaba a los países en guerra.

    El país tenía la OBLIGACIÓN de proteger su oro y se dejó de cambiarlo..

    Muchos se quejaron diciendo que el estado faltaba a su palabra (por aquello de "pagará al portador y a la vista" impreso en los billetes.) Pero no había más remedio. Había que cerrar la canilla o nos quedábamos sin oro,

    Nota Completa...

  • Inglaterra: colonialismo e imperialismo

    Inglaterra: colonialismo e imperialismo

    pablo vazquezLas declaraciones cruzadas entre el primer ministro británico y nuestra presidenta por el tema Malvinas tuvieron una nueva escalada. Las palabras destempladas de Cameron sobre el "colonialismo" argentino nos hacen reflexionar sobre la expansión imperialista inglesa.

    Gran Bretaña, a pesar de la pérdida de las 13 colonias en América del Norte y de enfrascarse en la guerra contra Napoleón Bonaparte, intentó dominar la zona del Río de la Plata en 1806 y 1807. Fueron derrotados ambas veces por el pueblo rioplatense, pero en 1833, los británicos invadieron las Islas Malvinas - posteriormente las Georgias del Sur, Sandwich del Sur e islotes adyacentes -, originando un conflicto que aún continúa.

    Nota Completa...

  • Buscando Signos

    Se rompió el código; y con ese quiebre las instituciones transmisoras de cultura ya no generan marcas. Desde lo cotidiano apreciamos las consecuencias.

    Históricamente se designaba al mundo a través de la palabra, se lo describía, se lo representaba; la transmisión cultural de los mayores a los jóvenes era a través de la palabra. Pero hoy, sin ellas, cómo se transmite?.O lo que cae son los sentidos a los que hacían referencia?

    Nota Completa...

  • La historia será con ustedes implacable

    La historia será con ustedes implacable

    Trataré este domingo de escribir poco, lo que tengo que decir entiendo que es de fácil comprensión.

    Nota Completa...

  • Tu amigo es el enemigo

    Tu amigo es el enemigo

    Esa claro. El único argumento que la oligarquía prevé como respuesta política a las demandas populares es la violencia expresada en todas las dimensiones sociales. Quienes ayer atacaron a los movileros de C5N dieron cuenta de ello a través de una ideología monolítica, centrada en el más acérrimo individualismo y servilismo cognitivo.

    Nota Completa...

  • Hermano Nestor

    Hermano Nestor

    Hermano Néstor que seguís entre

    nosotros, caminando la Historia ,

    despertando corazones,

    vino a quedarse en el Pueblo

    tu viento de Justicia y de Memoria.

     

    Se hizo nuestra voluntad postergada,

    así en La Quiaca como en Ushuaia

    y el sueño de Artigas y San Martín,

    Bolívar y Martí, la Patria Grande ,

    la Patria de los iguales.

     

    Seguiremos multiplicando los panes,

    y aunque ya pusimos las dos mejillas,

    avanzaremos con Cristina -cueste lo

    que cueste- por amor a la Argentina.

     

    Ayudanos a librarnos de los

    Magnettos y sus socios de la mentira

    y del despojo, ahora y siempre.

     

    En el nombre de Juan, de Eva y

    de los 30.000,

    así será hasta la Victoria.

    Nota Completa...

  • La inflacion no la produce el Estado, sino los Empresarios

    alfredozaiatLa inflación es un tema convocante en la literatura económica y más aún en la Argentina, debido a sus antecedentes. Diversas escuelas de pensamiento ilustran sobre los motivos de las subas de precios que derivan en la conclusión de que se trata de un fenómeno multicausal. Impulsos provenientes de la demanda y deficiencias por el lado de la oferta se entrecruzan para abordar una cuestión compleja. Existen rasgos generales del funcionamiento de la economía que se aplican a todos los países y otros particulares que se refieren a la propia estructura productiva.

    Nota Completa...

  • Día del trabajador, Comunidad Organizada y Cuarta Revolución

    Día del trabajador, Comunidad Organizada y Cuarta Revolución

    Las reivindicaciones que llevaron a la huelga a los “mártires de Chicago” en tiempos de la segunda revolución industrial, tuvieron en nuestro país su propia historia de frustraciones y éxitos. Pero lo que más me interesa recordar, en función del olvido planificado en el que han caído, son los grandes postulados filosóficos que sostienen nuestra cosmovisión sobre los derechos laborales, en contraposición con la linea de pensamiento que defiende lo que hoy a algunos les gusta llamar “el fín del trabajo”.

    Nota Completa...

  • “Voces de ultratumba”

    joseluismunozazpiriLos lectores de "La Nación" suelen escandalizarse, a menudo, con las demoras de los vuelos de Aerolíneas, los embotellamientos de tránsito y las declaraciones de algún funcionario. Muchas veces no les falta la razón, pero nos preguntamos por qué no manifiestan similar susceptibilidad cuando en las páginas principales se publican los libelos de algunos publicistas; auto referenciados como "profesionales de las historia" - que manifiestan desdén por sus colegas con un leguaje descalificatorio y provocativo – quienes porfían en reiterar inexactitudes sepultadas en el basural de la historia. Ahora baten el parche con el éxodo de pilotos y la pauperización presupuestaria de las FF.AA. que pondrían a nuestro país en un estado de indefensión. La preocupación sería legítima si se considera al sector castrense como el brazo armado de la sociedad, para la defensa de su integridad territorial y la defensa de sus recursos. Pero al parecer "La Nación" no lo entiende de esta forma, según se desprende de sendos artículos publicados el 6 del cte., en relación con la conmemoración de la Batalla de Obligado, donde se considera a la misma, junto con Malvinas, el fruto de un nacionalismo de características patológicas, pues hablar de soberanía, en estos tiempos globalizados, es un anacronismo y un desatino. En realidad, para la mentalidad de los tenderos, nunca fueron cuerdas las luchas anticoloniales.

    Nota Completa...

  • Se fue un juglar. Nace una leyenda.  (A Ernesto Goldar, eterno patriota)

    Se fue un juglar. Nace una leyenda. (A Ernesto Goldar, eterno patriota)

    Los atardeceres porteños nunca volverán a ser iguales. Aquella figura gallarda y seductora que solía peregrinar por las mágicas calles de Buenos Aires, y recalar en cuanto ambiente poético se constituyera en sus entrañas, ya no está entre nosotros. Sus amados versos que aún divagan en el éter urbano seguramente extrañan ya no solo al poeta, sino a aquel otro hombre que dedicó sus letras a los hombres.

    Nota Completa...

  • LA ENCICLOPEDIA ILUSTRADA DE ARTURO JAURETCHE O SIMPLEMENTE UN MATABURROS PARA LOS INTELECTUALOIDES

    guillermo mircovichHoy estamos llenos de intelectuales, los que de alguna forma quieren suplantar el pensamiento de ese “cabecita negra” al cual hacia referencia Don Arturo, pero como les parece poco endosarle toda la artillería pestilente de la política colonialista, entonces especulan que por su ojo certero los pobres residentes de este hermoso país no tienen voz ni voto en las decisiones constituyentes de este país, y así lo expresó un gran defensor de los pueblos oprimidos, el gran escritor y director de películas de alto sentimiento político, pero el tiempo es el tiempo y “Pinito” cambió de idea, pensó mejor nos dirijan los de afuera y Solanas se dedicó a condicionarse al colonialismo.

    Nota Completa...